El equilibrio es imposible: Compras Septiembre – Octubre

Apenas compré en verano porque vivir en una isla donde las tiendas de maquillaje brillan por su ausencia es lo que tiene. Pero llegó septiembre y con él, mi vuelta a Sevilla. Y aquí, sí: me he puesto fina filipina.

En este post obviaré lo que me traje del Salon Look 2014 (porque ya lo conté aquí), pero aparecerán mis compras de septiembre, las de octubre y las que me agencié en los Secretos de Belleza de El Corte Inglés. Ya os adelanto que he perdido el control.

DSC_0672tT

Septiembre empezó con una quedada de sevillanas blogger. Una jornada que dedicamos para aprovechar el cierre de Trendy Make Up, donde ofrecían liquidación de productos en 2×1. Allí compré dos productos de Amie y dos perfiladores de NYX, que paso a mostrar. El jabón, del que hablaré próximamente, me está gustando mucho. No así la hidratante, que no termina de satisfacer mis expectativas. Los perfiladores son bonitos, pero nada más. Apenas duran en el labio.

AMIE NYX PERFILADOR

Beautik es una de las tiendas del centro de Sevilla por la que es imprescindible pasar. Y digo el porqué: es la única que conozco que siempre tiene los stands de Catrice, Essence,  NYX, Real Techniques o Sleek repletos de productos. Salvo ocasiones puntuales (productos de Edición Limitada, por ejemplo), no he visto nunca un stand medio vacío. Es una tienda que sé que, si busco algún producto de las firmas low cost que he citado, lo van a tener.

Después de este momento teletienda -no, por desgracia Beautik no me paga para ello ni tengo más relación que la de Cliente – Vendedor-, paso a mostrar algunos de los productos que he ido comprando estas semanas allí, que no son pocos.

DSC_1500 (FILEminimizer)

Lo primero que adquirí fueron los polvos compactos ‘Prime and Fine’ de Catrice. Son waterproof y doy fe (Inciso: tú les pones una gota de agua en la polvera y no se mojan. No acartonan, ni blanquean, ni marcan poros o arrugas de expresión, y sí aguantan bastante bien los brillos. Son muy económicos (unos 5€) y el packaging es sorprendentemente resistente.

DSC_1502 (FILEminimizer)

Soy una enamorada en silencio de ‘3D Glitter Silver’ de MAC, un glitter muy difícil de conseguir. Así, llevo años buscando clones hasta por debajo de las piedras. Y cuando vi ‘Broadway Starlett’ de Essence (que está siendo descatalogado), ni me lo pensé. Aunque no termina de ser igual que el de MAC, me hará el apaño.

DSC_1504 (FILEminimizer)

Este ha sido el mes de los esmaltes, y cuando terminéis de leer la entrada lo entenderéis. Caí con estos dos de Catrice: ’59 First Class Up-Grape’ y ’60 Out Of The Dark’, ambos metalizados y muy otoñales.

QUITAESMALTE ESSENCE PHOTOFINISH CATRICE

Al final, también repuse el quitaesmalte hidratante de coco y papaya, que me da muy buenos resultados siempre. Otra reposición fue la base de Catrice, Photo Finish.

novedades catrice essence

Con el final del verano, las firmas han presentado sus novedades. Yo no he podido resistirme a las sombras Velvet de Catrice. En concreto a una que me robó el corazón desde que lanzaron las previews de las nuevas colecciones: ‘040 All Burgundy’. Estas sombras son de una calidad apabullante y caerán más tonos, porque todos me gustan. Otra novedad son las fibras para pestañas, Lash Boost. Son dos descubrimientos que, a todas luces, –alerta, spoiler-  aparecerán en mis favoritos. Essence también me ha picado con una nueva máscara de pestañas de packaging tentador: Lash Princess. Ando probándola, pero me temo que su punto fuerte se va a quedar en el envoltorio. Con ella, regalaban un eyeliner de larga duración.

DSC_1506 (FILEminimizer)

Mercadona es otro de los establecimientos a los que cuando voy, arramplo con algo. Este delineador morado lo vi en oferta y me lancé, no tiene más ciencia. Me gustó por su formato y por el color, pero no pigmenta mucho, por lo que no merece la pena. Por otro lado, tenía ganas de tener un bálsamo labial para llevar siempre a mano y me di el gusto con mi primer Babylips, de Maybelline. En concreto, ‘Berry Bomb’.

DSC_1508 (FILEminimizer)

También de esta marca, he probado el eyeliner Master Graphic. En su día, lo definí como la buena ejecución del Push-Up Liner de Benefit. Y aunque la idea me parece mejor desarrollada en el caso de Maybelline que en el de Benefit, la calidad de la tinta (líquida, y no en gel) de Master Graphic es penosa: apenas se nota y se corre fácilmente. Es como un mal novio, digámoslo claro. Al menos, podrían haberlo hecho waterproof. Ha sido una decepción, a pesar de que el formato de punta de fieltro angulada me gusta.

DSC_1511 (FILEminimizer)

Llevaba tiempo tras una máscara de pestañas de color burdeos o morado, ya que considero que favorece mucho a los ojos marrones. Vi la Scandaleyes Mascara By Kate Moss, de Rimmel London, en Mercadona por menos de cinco euros y la compré. El tono es el ‘006 Eye Rock Amethyst’, un morado bastante oscuro. El goupillón tiene una forma bastante curiosa, muy ergonómica. No obstante, la máscara es algo mediocre. Va a pasar por mi vida sin pena ni gloria.

DSC_1544 (FILEminimizer)

Hay un producto muy famoso en este mundo blogger nuestro al que miraba con deseo desde hace meses: el Cake Eyeliner de Kryolan. En Sevilla, podemos encontrar esta firma en las Perfumerías Garmont. Llevo unas semanas dándole uso y, aunque me encanta por su pigmentación y resistencia en el párpado, es un producto un tanto difícil de trabajar por ser tan líquido. Hay que tener un poco de cuidado y muy buen pulso para que no quede un trazo intermitente. No obstante, es una maravilla.

DSC_1516 (FILEminimizer)

Otra de mis paraditas de este otoño en ciernes fue en Primor. Allí cayeron de un plumazo el desmaquillante de Diadermine (mi opinión aquí), el tratamiento reparador Uniq One, un cepillo para el cabello de Italian Design y un desmaquillante de ojos de Bourjois.

DSC_1549 (FILEminimizer)

Aunque siempre suelo salir con las manos vacías de Yves Rocher, a principios de septiembre entré para curiosear los stands de maquillaje y las brochas, y swatcheé unas sombras en crema, decían, de larga duración. Me animé a llevarme el tono ’09 Prune’ -morado, cómo no- para probarla en mi párpado requetegraso y ha resultado ser un descubrimiento. Tanto, que he repetido con otros tonos. Dejo prometida una review extensa acerca de estas sombras.

DSC_1523 (FILEminimizer)

No sé si estará en más ciudades españolas, pero hay otro establecimiento en Sevilla que a mí me gusta particularmente visitar. Se trata de Perfumerías Aromas. Tienen muy buenos precios y ofertas suculentas en marcas como Essie, Opi, MaxFactor, L’Orèal, Chanel… y todas aquellas firmas de parafarmacia a las que suelo recurrir, como Avéne, La Roche-Posay o Eucerin. Aprovechando un descuento del 33 % me llevé el famosísimo rojo de Opi, ‘Big Apple Red’. Aproveché el paso por caja para hacerme también con un esmalte blanco. Mi elegido fue ‘Snow White’, de los Glossfinity de MaxFactor. Muy económico y duradero.

DSC_1524 (FILEminimizer)

No podía ser de otra manera, Kiko Cosmetics ha sido otra de las visitadas. Y es que la firma italiana no deja de sorprenderme. A pesar de haber sido blanco de mis iras durante años (excluyendo algunas sombras y los esmaltes), lo cierto es que se están poniendo las pilas. Aun así, no he caído con nada de las nuevas colecciones, sino que aproveché las promociones de las sombras Wet & Dry y cargué con la 228, un topo maravilloso que descubrí gracias a la azuzadora profesional, Maddkira. Por otro lado, también me apetecía ver mis uñas de color azul eléctrico. Y esa es la historia de cómo me compré el 336 de Kiko.

DSC_1527 (FILEminimizer)

Estos meses, Sephora ha estado tentándome con todo tipo de arducias: ventas privadas, Secretos de Belleza, labiales a siete euros, eventos… Aunque he sido buena y solo me hice con un Cream Lip Stain -01, el rojo- y una prebase para glitter.

DSC_1554 (FILEminimizer)

Cuando ya creí al dragón de Sephora dormido… me llegaron dos cheques de Ipsos y fui a por la Naked Basics 2 casi con los ojos cerrados.

DSC_1518 (FILEminimizer)

Como no todo va a ser comprar en la calle, también tiré de tarjeta y compras online. Esta vez caí con Maquillalia en dos ocasiones. Por supuesto, más esmaltes. En este caso, de China Glaze: ‘1307 I sea the point’, un azul marino un tanto empolvado; ‘1313 Float On’, un rosa medio que tira al neón, que nada tiene que ver con los swatches que había visto en internet, y que detesto; y ‘1314 Don’t be a flake’, un glitter chulísimo con partículas azules, rosas metalizadas y negras. En el mismo pedido se vinieron seis herramientas: las cinco maravillosas brochas del pack Nic’s Picks de Real Techniques y un pincel para manicura francesa de Essence, al que no termino de pillarle el punto.

DSC_1534 (FILEminimizer)

En el segundo pedido, aproveché la reposición de la paleta ‘Arabian Nights’ de Sleek. Aunque la había visto y requetevisto y siempre me parecía preciosa, no terminaba de lanzarme a por ella. Hasta que la vi agotada en todos los establecimientos y, entonces, mi mente decidió que la quería y la deseaba. Hubo una reposición en casi todas las webs de venta de Sleek (entre ellas Primor, Beautik o Maquillalia) y se vino, por fin. Como con doce sombras nuevas no me quedaba contenta del todo, pedí una paleta para mis sombras de Hean y otra incorporación, la ‘381‘.

DSC_0729 (FILEminimizer)

Por último pero, en absoluto, no menos importante… ¡mis elegidos de los Secretos de Belleza! Yo no sé vosotras, lectoras, pero a mí otoño me gusta por los tonos de la ropa y porque llegan los Secretos de Belleza al Corte Inglés. Este año aproveché el -20% para hacerme con varios productos de alta gama que me traían loca. El primero: la sombra en crema de Chanel, ‘Diapason’. Creo que poco más puedo decir sobre ella, es una preciosidad y en este caso sobran las palabras.

DSC_0698 (FILEminimizer)

DSC_0687 (FILEminimizer)

El resto se lo llevó Mac: el rizador de pestañas, la sombra Satin Taupe (para paleta) y el Pro Longwear Lip Pencil ‘Fashion Boost’, el delineador que casa con el labial Heroine. Era el último que quedaba, estaba todo arrasado, pero quedaba uno para mí en el cajón. Sería una señal, ¿no?

DSC_0672t (FILEminimizer)

Eso es todo, ni más ni menos. Si has llegado hasta aquí sin saltarte ni un párrafo, ¡gracias! Por supuesto, si alguien quiere que hable más extensamente sobre alguno de los productos que han aparecido en esta entrada, no dudéis en pedírmelo en los comentarios.

¿Qué tal vuestras compras de Septitubre? ¿Os habéis portado tan mal como yo?

¡Hasta la próxima!

B.

Anuncios

Hasta que la muerte nos separe: ¡Favoritos de Enero!

¡Bienvenidas de nuevo a IbizaBeautyBlog!

Hoy vengo con los MVP de Enero. A mí es que me hace falta una media de quince días para pensármelo, de ahí el retraso.

Favoritos Enero

Esto no es un ‘los más utilizados’, no. Sino más bien un ‘Hasta que la muerte nos separe’: productos que me han gustado tanto que podría cantarles saetas todo el día.

Esto es una orgía de productos, no voy a seguir un orden establecido.

Favoritos Enero Catrice+BB+Hot Mama

1. Photofinish, de Catrice. Es amor. Es mi tono. Deja un acabado ‘semiglow’ en la piel que hace que ésta se vea bonita. Embellece, sin más. Tiene una cobertura media-alta y una duración aceptable. Yo ya no le pido más a la vida.

2. Beauty Blender. ¡Estaba claro! Me fascina cómo integra las bases de maquillaje en la piel. Ecuación simple: Beauty Blender + Photofinish = Pátina divina. Señoría, me declaro culpable.

 3. ‘Hot Mama!’, de The Balm. Este colorete siempre me ha gustado. Lo compré porque en los mentideros blogger se decía de él que era un clon del Orgasm de NARS. Yo no he probado el Orgasm, pero el efecto saludable que deja el Hot Mama! me gusta mucho.

 4. Combo de Máscaras: Black Elixir, de Hean; y WOW!, de Bell. Son un dúo. No me gustan por sí solas, separadas. Pero reconozco que utilizando primero la de Hean –que define y alarga las pestañas- y después la de Bell –que da volumen– el efecto que se consigue es de ‘pestañas postizas’. Y ahora digo por qué no me terminan de convencer por separado. La formulación de la máscara de Hean no me gusta, es demasiado seca (desde el minuto 1) y termina dejando restos por la ojera con el paso de las horas. En cuanto a la de Bell, lo que no me contenta es el cepillo: me agrupa demasiado las pestañas, no las define.

Detalle cepillos Black Elixir y Wow

En la imagen se puede ver con detalle cómo son los goupillones: ambos de silicona pero con formas diferentes.

5. Naked Basics, de Urban Decay. Las sombras de UD son El Súmmum: tienen una pigmentación asombrosa y son muy fáciles de trabajar, se integran perfectamente. Esta paleta se ha venido conmigo a Nueva York, a Ibiza, a Córdoba, a Sevilla y adónde quiera que vaya en los próximos 60 años. Es muy versátil. Me gusta tanto que acabé comprando otra para un regalo especial. ¿Que hay tonos iguales en otras firmas? Sí pero, ¿de esta calidad? Lo dudo.

6. ‘Endless Drama’, línea Pro Longwear de MAC. Nunca he visto este labial en la blogosfera. Y no lo entiendo. ¡Todas locas con el ‘Rebel’ y el ‘Diva’! ‘Endless Drama’ es El Borgoña. No es del todo mate, sino que tiene un ligero acabado Satin. Lo que yo le pido al Sagrado Corazón de Jesús cuando me compro un pintalabios tan llamativo es que sea duradero, para no tener que ir cada diez minutos al cuarto de baño a retocarme cuando salgo por ahí. Este es de larga duración, así que lo nuestro será para siempre.

Naked Basics + Sephora Oil + Rimmel Shine+Endless Drama+Beauty Protector

 7. Express drying Oil, de Sephora + Finishing Touch Ultra Shine, de Rimmel. Otra pareja de cine. Los utilizo para perfeccionar la manicura y el resultado es inmejorable: secado rápido y brillo espectacular.

8. Sì, de Giorgio Armani. Fue un regalo muy especial de Reyes y no me puede gustar más. Yo no sé describir olores, así que me voy a ahorrar amargaros la vida explicando las notas de este perfume. Es ponérmelo y me pongo contenta automáticamente.

9. Protect & Detangle, de Beauty Protector. No sé de dónde sale esta marca, no sé quién está detrás, no lo he visto a la venta en ningún lugar físico. Es un misterio. Lo conocí porque venía en una Birchbox –que son los únicos que lo comercializan- y el olor a dulzón se quedó con mi corazón. Es un protector térmico para el cabello. Lo cierto es que es un poco complicado evaluar la efectividad de este tipo de productos, pero las puntas no las tengo nada mal a pesar de usar secadores y planchas. Creo que el mérito será de este invento.

10. Mascarillas para el cabello, de Le Petit Marseillais.

Favoritos EneroDSC_0861Le Petit Marseillais

Esto es lo mejor que me he echado en el pelo en toda la vida. Puede que no sean las mejores mascarillas del mercado, pero su olor en mi pelo –sí, otra vez el olor- es algo prodigioso, soberbio, admirable, fascinante, extraordinario. No quiero otras, no quiero nada más. La de color verde está especialmente indicada para cabellos grasos, mientras que la naranja es nutritiva. Las voy alternando y el resultado es muy bueno.

Eso es todo. Y vosotras, ¿habéis probado alguno de estos productos? Animaos a dejarme vuestros comentarios. ¡Me encanta leerlos y responderlos!

¡Hasta la próxima!

B. 

¿Tienes novia y necesitas sugerencias para San Valentín? Vente, ven

Esta entrada es de las que me gustan a mí. O puede que no. No lo sé porque aún no la he escrito. Vamos a ver qué pasa. 

¡Bienvenidos un día más!

Con el post de hoy pretendo arrojar un poco de luz al espinoso tema de los regalos en San Valentín. Regalos, ¿sí o no?, ¿es San Valentín una artimaña más del poder mercantilista para que la masa gaste sus perras en productos absurdos? Probablemente, mis queridos jovencitos.

En cualquier caso, tú -persona dentro de la masa alienada por los poderes capitalistas- tienes un novio o una novia (o puede que si tienes suerte no tengas nada, eso que te ahorras) y no sucumbir a los regalos en un día señaladísimo como ese te convierte, automáticamente, en ser portador y hacedor del mal.

Y como nunca está de más tener un detallito con esa persona especial, os dejo algunas sugerencias con las que soprender el próximo 14 de febrero. ¡Espero que os gusten! (Aviso: este post está plagado de juicios de valor y de prototipos. Lo siento.)

1. Paleta Naked 3, de Urban Decay 

91900_naked3

La tuve en mis manos en NY. Era como tener un pedacito de cielo entre mis dedos. Una experiencia religiosa. No obstante, no sucumbí porque ya tengo muchas sombras y sólo dos párpados.

Esta paleta es El Caprichazo. Tiene sombras de la gama de los tonos rosados, de todas las texturas. No puedo ser objetiva: es una gozada. Además las sombras de UD son de una calidad excelente. El precio es de 45-46 € en Sephora. 12 sombras de altísima calidad a 46€… ¡a menos de 4€ por sombra! Escandaloso, Novios del Mundo.

2. Velvet Matte Lip Pencil ‘Dragon Girl’, de NARS

Imagen extraída de makeupzone.net

Pocos productos hay tan preciados ahora mismo como este jumbo de la firma francesa. Lo sacó Sara Carbonero en su blog y desde entonces está agotadísimo a nivel mundial. Si consigues hacerte con él habrás pasado todas las pruebas de amor de golpe.

Lo puedes “encontrar” (nótese la ironía) en los stands de NARS en El Corte Inglés o en los Sephora que comercialicen esta marca. 25 euritos. ¿No es precioso?

3. Sistema de limpieza facial, de Clarisonic

Mia2_CherryCrocodile_KitIncludes

Este cepillito está revolucionando la vida de los que, como yo, estamos concienciados con la limpieza facial. Este tipo de productos están ahora muy al alza y en el mercado también podemos encontrar otro cacharro de nombre Foreo, pero como yo no lo he catado no os lo puedo recomendar. Clarisonic dispone de diferentes recambios que se adaptan a tus necesidades, dependiendo de tu tipo de piel.

Se puede encontrar en las tiendas Sephora, desde 150 euros.

pendientes-estrella-plata-de-ley

4. Complementos, de AdelitaAdelita

Los asiduos al mundo BeautyBlogger probablemente ya conocerán esta firma, cada vez más presente y fotografiada en los cuellos, dedos, muñecas y lóbulos de las gurús más afamadas. AdelitaAdelita ofrece en su página web todo tipo de complementos, a precios muy accesibles.

Para San Valentín, mi apuesta personal es por estos pequeños pendientes de plata en forma de corazón.

Puedes encontrarlos aquí a 17.95 euros, más gastos de envío (4€).

5. Un ramo de flores

No podía ser de otra manera. Un clásico de estas fechas (no exclusivamente). Un detalle con el que siempre aciertas.

A -casi- todas las mujeres nos encanta recibir un precioso ramo de flores, que podamos oler y mirar hasta que, inevitablemente, se marchite.

Ramo12_gra

Busca una floristería cercana e infórmate de sus precios. A mí me encantan las rosas blancas –¡Hola Novio Mío!-. Normalmente una rosa suele costar -euro arriba, euro abajo- unos tres euros, pero es posible que en estas fechas los comercios aprovechen para subir sus precios. En cualquier caso, asegúrate de reservar tu precioso ramo con tiempo, que luego ya se sabe.

¡Ah! No se te vaya a olvidar escribir un mensaje romántico en la tarjeta que acompaña las flores.

Nada más. Espero, de todo corazón, que este post os haya sido de utilidad. Si no tenéis a quien os regale -o el que tenéis no quiere regalaros- también podéis daros un homenaje a vosotras mismas, ¿no?

¡Hasta la próxima!

B.

Compras de maquillaje en Nueva York

Estas navidades viajé a Nueva York. Y juro por lo más sagrado que me porté muy bien.

Entré a todos los MAC que vi, igual que a todos los Sephora. También me encontré por casualidad mientras paseaba por el Greenwich Village la boutique de NARS, que está en Bleecker St. Resumiendo: que me tuve que dar más de un golpecillo en las manos para no quemar la tarjeta. Y funcionó.

No puedo dejar de mostrar enérgicamente mi rechazo a los precios de MAC en España. No hay más que ver que en la web americana una paleta vacía para 15 sombras te cuesta 10$, mientras que aquí alcanzan los 21€. Ya si hacemos la conversión dolar-euro, nos puede entrar la Gripe A y la E.Coli de golpe y sin salir de casa.

Sin más preámbulos… aquí están los productos que me traje de Manhattan.

Llegados a este punto, debo confesar que no conservo los tickets y que éstos se encuentran en paradero desconocido. Pido disculpas. Tras este revés, intentaré arreglarlo inventándome los precios (más o menos). 

1. Duraline, de Inglot (Menos de 8€)

Reconozco que me lo compré por impulso. Y es que me encontré Inglot en la última planta del Chelsea Market, el último día de viaje. Me dio mucha alegría y tenía que comprar algo. Y ya más sombras no quería -lo entenderéis luego-. El Duraline es un producto multifuncional que, en esencia, sirve para rescatar productos de maquillaje, tales como los delineadores en gel que se han secado o los pintauñas que no tienen muy buena cara. Aún no lo he probado porque, como ya digo, lo compré ‘por si acaso’.

Syrup (izqda.) y Plumful (dcha.)
Syrup (izqda.) y Plumful (dcha.)

2. Lipstick (tonos Syrup y Plumful), de MAC (12€, cada uno)

En mi propuesta por hacerme con todos los pintalabios de esta firma que se encuentran en la faz de la tierra, me decanté por traerme estos dos tonos. Ambos muy parecidos y de la familia de los borgoña más claritos. Las fotos no hacen justicia, pero son muy bonitos. Los dos son de textura Lustre (ligera y brillante), algo que los hace condenadamente cómodos de llevar. Love, love, love.

3. Fix + (travel size), de MAC (8€)

Era un producto recomendado que quería probar. Está especialmente indicado para alargar la duración del maquillaje. Y para mi piel mixta-grasa es un must. Aún estoy en fase de pruebas, pero me gusta.

4. Pegamento para pestañas postizas, de Duo (7€)

No soy muy de ponerme pestañas postizas porque creo que ya voy bien servida. Pero sí que es cierto que para Nochevieja (o similares) siempre me gusta darle el toque con mis adoradísimas Ardell Accent. Este pegamento es el mejor que he probado: fija, dura y no es complicado de quitar.

5. Paletas vacías para sombras, de MAC (6€, cada una)

Tenía muy claro que en NY iba a comprar sombras de esta firma. Estaba ansiosa por probarlas y por convencerme a mí misma de que no son mejores que las de Urban Decay. En España las sombras de MAC en godet son demasiado caras ¿14 euros por una maldita sombra?. Así que compré una paleta para rellenarla in situ, y otra por si me gustaban tanto que correría a cogerme cuatro godets más. Están genial, imantan, el envase es de plástico duro y la tapa es transparente.

Brulé (arriba, izda.), Wedge (arriba, dcha.), Shale (abajo, izqda.) y Blackberry (abajo, dcha.)
Brulé (arriba, izda.), Wedge (arriba, dcha.), Shale (abajo, izqda.) y Blackberry (abajo, dcha.)

6. Sombras en godet (tonos Brulé, Wedge, Shale y Blackberry), de MAC (8€, cada una)

Los cuatro son tonos bastante neutros y muy recurridos para looks de diario, aunque sí que es cierto que la Blackberry (borgoña) es algo más llamativa. La pigmentación es muy buena, no he corrido la mala suerte de que alguna de las sombras estuviera seca, algo que sí sé que le ha pasado a más gente. Me gustan pero, desde mi punto de vista, las sombras de MAC no son mejores que las de Urban Decay. No digo que éstas últimas sean la panacea, pero la textura de las sombras de la ‘Naked Basics’ y la ‘Naked 1’ no es la de las de MAC. En cualquier caso, seguiré indagando.

7. Eyeshadow Base, de NARS (20€)

Si había algo que quería SÍ o SÍ, era este producto. Como ya he dicho, mi párpado es graso. No puedo llevar una sombra en polvo más de tres horas sin pliegues, y mejor no hablamos de las sombras en crema. Leí decenas de opiniones sobre esta prebase, la utilizan los mejores maquilladores. Estaba cantado, ¿no? Hay que cogerle el truco, pues reseca el párpado y hace que las sombras se deslicen un poco peor, pero aún así se arregla insistiendo un poquito más. Maquillándome a las siete de la mañana, llego a casa a las nueve de la noche con las sombras intactas. ¡Alabada sea la prebase de NARS!

8. Loose Powder (tono Eden), de NARS (28€)

Polvos sueltos para fijar y matificar el maquillaje. También son un must en el mundo blogger, y los compré en la boutique de la firma, ya que no se venden en Sephora. Cumplen su función a la perfección, no acartonan y -lo mejor de todo- traen una cantidad más que generosa. Así que el precio está genial. Yo soy un NC15 en MAC y el maquillador de NARS me recomendó el tono ‘Eden’, que tiene un ligero subtono amarillo. 

Swatch del eyeliner 'Via de Martelli', de NARS
Swatch del eyeliner ‘Via de Martelli’, de NARS

9. Larger than life Eyeliner (tono Via de martelli), de NARS (20€)

Quería seguir probando esta firma y me lancé con un lápiz de ojos marrón de larga duración, ya que el mío está en las últimas. El tono es un marrón chocolate mate precioso. La fórmula me ha gustado mucho porque es duradera pero fácil de desmaquillar.

¡Esto es todo, amigos!

Y tú, ¿tienes alguno de estos productos?, ¿qué opinas de mis compras neoyorkinas? Me interesa saber tu opinión

¡Hasta la próxima!

B.