¿Tienes novia y necesitas sugerencias para San Valentín? Vente, ven

Esta entrada es de las que me gustan a mí. O puede que no. No lo sé porque aún no la he escrito. Vamos a ver qué pasa. 

¡Bienvenidos un día más!

Con el post de hoy pretendo arrojar un poco de luz al espinoso tema de los regalos en San Valentín. Regalos, ¿sí o no?, ¿es San Valentín una artimaña más del poder mercantilista para que la masa gaste sus perras en productos absurdos? Probablemente, mis queridos jovencitos.

En cualquier caso, tú -persona dentro de la masa alienada por los poderes capitalistas- tienes un novio o una novia (o puede que si tienes suerte no tengas nada, eso que te ahorras) y no sucumbir a los regalos en un día señaladísimo como ese te convierte, automáticamente, en ser portador y hacedor del mal.

Y como nunca está de más tener un detallito con esa persona especial, os dejo algunas sugerencias con las que soprender el próximo 14 de febrero. ¡Espero que os gusten! (Aviso: este post está plagado de juicios de valor y de prototipos. Lo siento.)

1. Paleta Naked 3, de Urban Decay 

91900_naked3

La tuve en mis manos en NY. Era como tener un pedacito de cielo entre mis dedos. Una experiencia religiosa. No obstante, no sucumbí porque ya tengo muchas sombras y sólo dos párpados.

Esta paleta es El Caprichazo. Tiene sombras de la gama de los tonos rosados, de todas las texturas. No puedo ser objetiva: es una gozada. Además las sombras de UD son de una calidad excelente. El precio es de 45-46 € en Sephora. 12 sombras de altísima calidad a 46€… ¡a menos de 4€ por sombra! Escandaloso, Novios del Mundo.

2. Velvet Matte Lip Pencil ‘Dragon Girl’, de NARS

Imagen extraída de makeupzone.net

Pocos productos hay tan preciados ahora mismo como este jumbo de la firma francesa. Lo sacó Sara Carbonero en su blog y desde entonces está agotadísimo a nivel mundial. Si consigues hacerte con él habrás pasado todas las pruebas de amor de golpe.

Lo puedes “encontrar” (nótese la ironía) en los stands de NARS en El Corte Inglés o en los Sephora que comercialicen esta marca. 25 euritos. ¿No es precioso?

3. Sistema de limpieza facial, de Clarisonic

Mia2_CherryCrocodile_KitIncludes

Este cepillito está revolucionando la vida de los que, como yo, estamos concienciados con la limpieza facial. Este tipo de productos están ahora muy al alza y en el mercado también podemos encontrar otro cacharro de nombre Foreo, pero como yo no lo he catado no os lo puedo recomendar. Clarisonic dispone de diferentes recambios que se adaptan a tus necesidades, dependiendo de tu tipo de piel.

Se puede encontrar en las tiendas Sephora, desde 150 euros.

pendientes-estrella-plata-de-ley

4. Complementos, de AdelitaAdelita

Los asiduos al mundo BeautyBlogger probablemente ya conocerán esta firma, cada vez más presente y fotografiada en los cuellos, dedos, muñecas y lóbulos de las gurús más afamadas. AdelitaAdelita ofrece en su página web todo tipo de complementos, a precios muy accesibles.

Para San Valentín, mi apuesta personal es por estos pequeños pendientes de plata en forma de corazón.

Puedes encontrarlos aquí a 17.95 euros, más gastos de envío (4€).

5. Un ramo de flores

No podía ser de otra manera. Un clásico de estas fechas (no exclusivamente). Un detalle con el que siempre aciertas.

A -casi- todas las mujeres nos encanta recibir un precioso ramo de flores, que podamos oler y mirar hasta que, inevitablemente, se marchite.

Ramo12_gra

Busca una floristería cercana e infórmate de sus precios. A mí me encantan las rosas blancas –¡Hola Novio Mío!-. Normalmente una rosa suele costar -euro arriba, euro abajo- unos tres euros, pero es posible que en estas fechas los comercios aprovechen para subir sus precios. En cualquier caso, asegúrate de reservar tu precioso ramo con tiempo, que luego ya se sabe.

¡Ah! No se te vaya a olvidar escribir un mensaje romántico en la tarjeta que acompaña las flores.

Nada más. Espero, de todo corazón, que este post os haya sido de utilidad. Si no tenéis a quien os regale -o el que tenéis no quiere regalaros- también podéis daros un homenaje a vosotras mismas, ¿no?

¡Hasta la próxima!

B.

Anuncios