Productos del Averno (Vol. II): Leche de Pepino de Ziaja

La vida está llena de momentos buenos y de momentos malos. Pero luego llega la Leche Desmaquillante de Pepino de Ziaja y los momentos buenos se van. Y todo lo que te queda es un brote de acné en la cara.

Ese es el resumen de esta entrada.

2 CON TÍTULO

Compré esta leche desmaquillante en Maquillalia hace poco más de dos meses. Mi intención era buscar un desmaquillador para pieles grasas y di con este. Por 3.75 euros ni me lo pensé. Al carrito.

Es cierto que la primera semana de uso no me iba nada mal, a pesar de la sensación untuosa a la hora de usar toda leche limpiadora. Sin embargo, a los diez días empezaron a salirme unos incómodos comedones por la zona de la mandíbula.

Y pensaréis delante de vuestro ordenador: “Pero, vamos a ver, B. ¿Cómo puedes estar tan segura de que la causa de tal hecatombe en tu rostro es este inofensivo producto de la maravillosa marca de nombre impronunciable que se ahorra el dinero del packaging y la publicidad para mejorar su calidad?”

Para no irme por las ramas lo digo ya: sé a ciencia cierta que los comedones -que en los sucesivos días colonizaron varias zonas más de la cara- venían originados por este producto, ya que era la única novedad que había incorporado a mi rutina facial diaria. Además, desde que lo he eliminado de mi tocador, los comedones no han vuelto a hacer acto de presencia. Blanco y en botella: Leche Desmaquillante de Pepino de Ziaja. 

No podéis haceros una idea, por mínima que sea, de lo que odio este producto. Es, sin lugar a duda, lo peor que he probado jamás. 

3 CON TÍTULO

Si bien es cierto que el formato leche es más pesado para las pieles grasas que cualquier agua micelar -que para eso están-, me parece absolutamente desproporcionado que un producto especialmente creado para este tipo de pieles pueda provocar una reacción así.

Por supuesto, puede que haya gente a la que le funcione genial y haya encontrado la panacea de las leches desmaquillantes en este lanzamiento de Ziaja. Pero para mí es un Producto del Averno en toda regla.

A quien interese, dejo la lista de ingredientes.

1 INGREDIENTES

¿Alguien por aquí lo ha probado y puede dar su opinión?

¡Hasta la próxima!

(PD. La próxima será este jueves, publicaré un look de ojos con una sombra preciosa y muy de moda)

B. 

Anuncios

Productos del Averno (Vol.I): La prebase de ojos de Essence ‘I (DON’T) Love Stage’

Seamos claros. Yo tengo un trauma con este producto. Es así, lo tengo.

Corrí a comprarlo hace más de año y medio porque se me acabó la prebase que estaba utilizando (creo recordar que era la de KIKO), y mis párpados grasos no pueden vivir sin prebase. Así que busqué por la blogosfera una alternativa económica y me encontré con eso.

El producto del Averno
El producto del Averno

Pongámonos en antecedentes: mi párpado es graso. Repito. Esto es, para que nos entendamos, el Paint Pot de MAC ‘Painterly’ me aguanta unas cinco horas sin pliegues. No escupe las sombras, pero tampoco las aguanta demasiado. Así, en mi caso, una buena prebase de sombras es técnicamente indispensable para poder lucir decentemente cualquier look de ojos.

¿Qué busco en una prebase de párpados? Que intensifique las sombras y que, por supuesto, ayude a que éstas no me hagan pliegues.

Pues bien, este producto de Essence no hace ni una cosa ni la otra. Es más, no es que las sombras me hagan pliegues al cabo de las horas, es que la propia prebase me hace pliegues. En ocasiones me la he puesto sola porque, gracias a su color piel, el párpado se ve más unificado, pero a las tres horas ya tenía la dichosa rayita en la cuenca.

He probado otras dos prebases, la de KIKO y el ‘Primer Potion’ de Urban Decay. Es cierto, éstas dos son más caras, pero cumplen lo que debe hacer un producto diseñado para alargar la duración del maquillaje.

¿Qué se puede esperar de una prebase que no vale ni para ponérsela sola? No os quebréis la cabeza pensando una respuesta, ya os la digo yo: NADA.

El precio, como casi todo lo de esta marca (unos 3€ cuando yo la compré), es muy competitivo. No así el producto. La duración es de seis meses tras su primer uso. Y trae tal cantidad que no se acaba nunca. La tengo abierta desde hace un año y medio y aún podría utilizarla a diario medio año más. Pero cada vez que la uso y me veo el ojo a las dos horas me enfado.

Puede ser que para párpados menos grasos funcione. Por si acaso, voy a dejar la duda en el aire y el botecito en la basura.

Nota final: 3/10 (por el precio, por el tono que unifica el párpado y porque puede que a alguien sí le vaya bien)

Y vosotras, ¿habéis probado este producto? ¿cuál es vuestra opinión al respecto? ¡Dejadme vuestros comentarios aquí abajo!

¡Hasta la próxima!

B.