Dange-dangerous, oh, oh, oh, oh, oh: Haul Black Friday. El apocalipsis continúa

Si septiembre y octubre fueron meses de compras a espuertas, el último fin de semana de noviembre no me ha dado tregua. Y es que las suculentas ofertas que aparecen durante el Black Friday no tienen perdón de Dios. Que si gastos de envío gratis, que si 3×2, que si -50%… ¿Quién puede resistirse? En esta entrada os cuento cuáles han sido mis compras, mi experiencia, el servicio que he recibido de las tiendas en las que he confiado…  ¡seguid leyendo!

0 (FILEminimizer)

Perfumerías Primor

Si me seguís en Instagram sabréis ando enamorada del iluminador de la colección de navidad de Chanel desde el día de su lanzamiento. Pero sus 65 prohibitivos euros en El Corte Inglés me daban una colleja cargada de realidad cada vez que lo pensaba. La oportunidad se me presentó un día antes del Black Friday, cuando llamé a Primor (CC. Los Arcos, Sevilla) para ver si lo tenían en la tienda. Aunque mi desangelado corazón de compradora compulsiva no albergaba ningún tipo de esperanza, la amable dependienta me dijo que sí, que lo tenían allí. Quedaban pocos, pero allí estaba. ¿Os podéis imaginar lo poco que tardé en presentarme en la perfumería? Con un 30% de descuento, no necesitaba más ni mayores alicientes para dar el paso. Papá, mamá: os presento a Camélia de Plumes.

0 LOGO (FILEminimizer)

17 (FILEminimizer)

El diseño per sé ya me parece precioso. Como todas las ediciones limitadas de la firma francesa, este iluminador viene presentado dentro de una elegante funda de terciopelo negro con el emblema de la marca. Dentro, una pequeña brocha biselada de pelo natural, muy adecuada para la aplicación del iluminador. Poco más puedo añadir sobre él, así que dejaré que las fotos que le he tomado hablen por sí solas.

16 (FILEminimizer)

18 (FILEminimizer)

Perfumerías IF

No suelo entrar mucho en estas perfumerías, francamente. Sin embargo, al salir de Primor caí al lado de una y las cosas de la inercia… Me hice con tres esmaltes de L’Oréal: 842, 121 y 859. Los tonos los podéis ver en la imagen inferior. Con motivo del Black Friday estaban rebajados, aunque no soy capaz de recordar el precio de cada uno de ellos.

13 (FILEminimizer)

12 (FILEminimizer)

Maquillalia

Este pedido fue el primero que hice y me llegó el último, a media tarde del lunes. No obstante, rapidísimo. A pesar de eso, comprar en esta web en la madrugada del viernes fue una auténtica tortura. Para más inri, se me estropeó el router esa misma tarde y tuve que hacer la compra a través del smartphone. Desde las diez de la noche, cada vez que metía la dirección de la web o no cargaba o estaba en mantenimiento, caída. Desde mi punto de vista, un error tremendo que no se puede tolerar en un Black Friday.

Llevaba meses esperando unas rebajas importantes para aprovechar y hacerme con el cepillo rotativo de Babyliss. Aunque mi cabello es fino y liso, desde que luzco el long bob necesito peinarme con secador y cepillo moldeador para pulir el peinado y evitar el encrespamiento. Pero es que a los cinco minutos ya estoy más aburrida que una merluza. La solución: un cepillo rotativo. Tan solo conocía la existencia del de Babyliss, y este Black Friday ha caído.

19 (FILEminimizer)

Ya lo he utilizado y me tiene encantada. Es ligero y muy fácil de usar, las cerdas son bastante suaves y no da tirones. Rota hacia ambos sentidos, es iónico (bye, bye electricidad estática), lavable y también tiene la opción de echar aire frío para fijar el peinado. Aunque yo no me di cuenta de eso, el modelo iPro 800 lleva dos cepillos intercambiables: uno de 50mm y otro más pequeño de 35mm. ¡Estoy más feliz que una perdiz con esta compra!

20 (FILEminimizer)

Yo soy de esas personas que para pedir a una tienda online un único objeto, no pido. Pero no por mí, sino por hacerles el negocio a las empresas -ya, ya-. Con esas mismas, aproveché la oferta de 3×2 de la web y colé en la cesta un labial, una sombra y un colorete. El labial se lo he visto tantas veces a Marikowskaya, que no quise desaprovechar la oferta.

10 (FILEminimizer)

Liqueur, de Sleek, es un labial nude, de baja cobertura y acabado brillante. Me recuerda bastante a Patisserie, de Mac. Es tal y como lo véis en la imagen. Nunca he probado un labial de esta firma, aunque sí soy una gran aficionada a sus paletas de sombras y a sus coloretes. Con tamañas buenas experiencias, era cuestión de tiempo que me lanzara a probar sus productos de labios. Por lo pronto, a Liqueur le auguro un futuro lleno de amor.

11 (FILEminimizer)

También es de Sleek el colorete que adquirí. Aunque lo creía agotado y retirado, dado que pertenece a la edición limitada Vintage Romance, ‘Antique‘ apareció delante de mis ojos y no me resistí a hacer ‘click’ en “comprar”. ¿Cómo podríamos definir su color? Yo diría que es un tono entre marrón, rosa y malva.

14 (FILEminimizer)

Los destellos son algo evidentes, pero no le restan belleza. En definitiva, otro colorete que pasa a engrosar la familia -numerosa- de mis blushes de Sleek.

15 (FILEminimizer)

El producto que me salió gratis, gracias a la oferta de 3×2, fue la sombra Velvet Matt de Catrice. Elegí el tono ‘050 Welcome to Greysland‘, un gris. Desde mi punto de vista, esta gama de Catrice tiene una calidad altísima para su precio, irrisorio. Su pigmentación, durabilidad y facilidad a la hora de integrarse en el párpado convierten a estas sombras en uno de mis favoritos lowcost. Como todo en la vida, tienen un ‘pero’: se quiebran muy fácilmente. Según he leído por internet, son sombras con una alta concentración de pigmento. La consecuencia directa de ello es que se deshacen con apenas mirarlas. Eso sí, venía muy bien protegida y ha llegado en perfectas condiciones.

7 (FILEminimizer)

Temaquillas

Aunque creía que mi Black Friday acababa ahí, por el pinganillo me soplaron que una web menos conocida tenía una oferta súper suculenta en productos Kryolan. Maddkira soltó la bola y yo la recogí. Y es que un descuentazo del -50% no se puede dejar escapar.

Gracias a los consejos de Esther, me hice con una paleta de 15 sombras vacía por 12,50€. Parecerá una tontería, pero si os digo que su precio habitual es de 25 euros, es para echar a correr sin mirar atrás. La paleta es de plástico duro, bastante resistente e, incluso, diría que bonita. Lo malo de las paletas de Kryolan es el sistema que utilizan para pegar las sombras, ya que en esta firma no hay imantación posible, sino cinta de doble cara de toda la vida de Dios.

3 (FILEminimizer)

En el mismo pedido venían cuatro sombras -que os enseñaré en el siguiente apartado-: Aubergine, Night Blue, Anthracite y Rosewood.

Para rematar, un goupillón de la misma firma. El que tenía estaba algo viejo y es un instrumento muy útil para peinar las cejas. Y por poco más de un euro… ¡a la cesta!

5 (FILEminimizer)

Al finalizar la compra me di cuenta de que había tres productos que no se me habían incluido en la factura y que, por supuesto, tampoco se me habían cobrado. Llamé al teléfono de atención al cliente de Temaquillas y, al instante, me dieron una solución. Quedo encantada con la atención, con la compra y con los precios.

Beka Makeup

Otra web pequeñita que ha resultado ser un descubrimiento. Esta compra la hice el viernes por la mañana y ya no tenían algunas de las sombras que yo quería en stock, pero fue un gustazo poder navegar sin que la web se cayera. Sobre todo después de la experiencia de la noche anterior con Maquillalia.

La culpa de esta compra es de Raquelwoo y sus fotos de swatches vía Whatsapp sin ningún tipo de reparo condescendiente. Por supuesto, me hice con seis sombras más de Kryolan. A saber: Antique Gold, Antique Green, Dust, Cigar, Pepper y Maroon. Aún no sé cuál me gusta más de todas, cada una tiene algo especial. Ahora sí, os las muestro.

2 (FILEminimizer)

Como en Beka también tienen Catrice, aproveché para coger la otra sombra de las Velvet Matt que me gustaba: ‘030 Jump Up and Brown…‘, un marrón medio. Aunque también tenía el mismo miedo que en el pedido de Maquillalia, la sombra llegó intacta gracias a la superprotección que le pusieron los de Beka. Le faltaba la escafandra… ¡Servicio de 10!

Y antes de finalizar la compra, me lancé a por otra sombra de Hean a la que le tenía el ojo echado gracias a esta entrada de La Primera Tontería que se te Ocurra. Los morados son lo mío, así que ‘827‘ viajaba hacia Sevilla.

6 (FILEminimizer)

¡Y ya! Lo cierto es que nunca antes había participado de un Black Friday, así que este año me he estrenado y por la puerta grande. ¿Qué os parecen mis compras? ¿coincidimos en algo? Contadme con qué habéis caído vosotras, que seguro que son pocas las que quedan libres de pecado.

¡Hasta la próxima!

B. 

Anuncios

Look II: Cobalt Obsession

Queridas florecillas,

Vuelvo a traeros un look de ojos. Esta vez, una propuesta en dos colores. Dos tonos fríos que sientan especialmente bien a ojos marrones y verdes. ¡Espero que os guste!

La protagonista indiscutible de esta propuesta es la sombra ‘Cobalt Blue’ de la gama Colour Celebration, de Hean. Es un azul eléctrico, un tanto empolvado (el color, no la sombra), precioso. Según he leído, esta temporada de Otoño/Invierno éste es un tono que va a tomar partido con fuerza en nuestro armario. Así que ahí queda eso.

LOOK COBALT OBSESSION COBALT BLUE Y ROYAL BLUE

Esta maravilla de Hean es una sombra cocida que, en el envase, contiene partículas brillantes. No obstante, como podéis ver en las fotos, en el párpado queda absolutamente mate. Aunque tiene una pigmentación intensa, la sombra por sí sola no me da lo que yo espero de un azul eléctrico. Si nos vamos a pintar los ojos de un color tan llamativo, que sea en condiciones. Nada de medias tintas. Así, para acompañar a la sombra y darle la intensidad que este azul eléctrico requiere, me he facilitado la labor con el lápiz eyeliner de MUA ‘Royal Blue’, que realiza a la perfección su función. Eso sí, la duración del lápiz de MUA es indigna en párpados adorablemente grasos como el mío, por lo que os recomiendo utilizar alguna prebase.

Otra particularidad de este maquillaje de ojos es que la línea de pestañas inferiores va engalanada con un lila metalizado. Creo que la unión de esos dos tonos hace un contraste muy bonito. Ya se sabe: para gustos, colores. Ese lila metalizado lo he conseguido con el Glamorous Eye Pencil de Kiko, en el tono ‘405‘, y la sombra -cómo no- ‘005 Purple Obsession‘ de la gama Color Infallible, de L’Oréal.

LOOK COBALT OBSESSION PURPLE OBESSION LOREAL

Hechas las presentaciones, dejo la lista de productos que he utilizado en este look:

LOOK COBALT OBSESSION PRODUCTOS

– Smudge Proof Eyeshadow Base, de Nars

– Sombras ‘Foxy’ y ‘Naked 2’ de la paleta Naked Basics, de Urban Decay

– Eye Liner ‘Royal Blue’, de MUA

– Sombra ‘283 Cobalt Blue’ de las Colour CElebration, de Hean

– Sombras ‘Copperplate’ y ‘Mistery’, de MAC

– Colorete ‘Dollymix’ de la paleta Sweet Cheeks (EL), de Sleek

– Glamorous Eye Pencil ‘405’, de Kiko

– Sombra Color Infallible ‘005 Purple Obsession’, de L’Oréal

– Máscara de pestañas False Lash Mariposa, de L’Oréal

– Bottom Lash Mascara, de Clinique

– Corrector Select Cover-Up (NW20), de MAC

– Browdrama ‘Medium Brown’, de Maybelline

 

Pinceles y otros enseres:

– Pinceles ‘228’, ‘234’, ‘237’ y ‘322’, de Zoeva

– Pinceles ‘E30’ y ‘E36’, de Sigma

– Pincel ‘217’, de MAC

– Goupillon

– Pinceles sintéticos para difuminar de Buyincoins (imitación de las SigmaX)

– Rizador de pestañas

 

Paso a paso y fotografías:

0. Colocar la prebase en el párpado y bajo la línea inferior de pestañas.

1. Crear la profundidad deseada (entendida como el marco dentro del que se va a pintar el resto del look) con las sombras vainilla y topo de la paleta Naked Basics y el pincel ‘228’ de Zoeva. El resultado debe ser un marco a modo de halo. Es muy importante difuminar para evitar cortes antiestéticos del Averno.

2. Pintar a modo de eyeliner grueso el párpado móvil con ‘Royal Blue’ de MUA y extenderlo (sin sobrepasar la cuenca) con un pincel sintético, en este caso de Buyincoins. Reaplicar tantas veces como se considere necesario. Yo solo consideré hacerlo una vez más.

3. Sobreponer la sombra azul en el párpado fijo con la ayuda del pincel ‘234’ de Zoeva y esfumar hacia la cuenca con el pincel ‘217’ de MAC.

4. Para dar un punto de contraste con el azul eléctrico, he utilizado el colorete malva de la paleta ‘Sweet Cheeks’ (EL) de Sleek en la cuenca muy sutilmente. Para ello, me he ayudado del pincel ‘E36’ de Sigma. En la misma zona, para camuflar el corte, uso de nuevo la ‘228’ de Zoeva y ‘Copperplate‘ de MAC. Así, con un poco de paciencia y maña, conseguiremos un degradado perfecto.

5. Iluminar el punto alto del arco de la ceja con la sombra ‘Foxy’ de Urban Decay.

6. Volver a crear el halo con la sombra topo, esta vez rodeando las pestañas inferiores. Para ello, uso el pincel con punta ‘tipo boli’ (‘E30′ de Sigma)

7. A ras de pestañas inferiores, dibujar una línea con el lápiz lila de Kiko. El tamaño dependerá del grosor que queramos darle. Yo he preferido mantenerme en un discreto y testimonial delineado. Desdibujar el delineado con un pincel de detalle, como el ‘237’ de Zoeva. Con ese mismo pincel, intensificar la zona con ‘005 Purple Obsession‘.

8. Rizar las pestañas, aplicar la máscara de pestañas (en mi caso son dos) y esconder las ojeras -si las hubiera- con un corrector de nuestro tono.

9. Peinar las cejas con un goupillón. Seguidamente, con la brocha ‘322’ de Zoeva y ‘Mistery’ de MAC, rellenar los huecos o calvitas que podamos tener. Fijar las cejas con gel fijador, valga la redundancia.

10. Hacer un selfie, subir la foto a Instagram y etiquetarme a mí (@ibizabeautyblog) para ver cómo ha quedado este precioso look. Está mal que yo lo diga, pero es así: precioso.

7 CON TITULO

3 CON TITULO

6 CON TÍTULO

4 CON TITULO

1 CON TÍTULO

2 CON TITULO

¿Qué os ha parecido? Animaos con estos tonos, que contamos con el beneplácito de los que dicen lo que está de moda cada temporada.

Si tenéis dudas, sugerencias, insultos o cualquier otro improperio, sabéis que tenéis a vuestra disposición la cajita de comentarios para hacer uso de vuestro derecho -impepinable, todo sea dicho- a la libertad de expresión. Aquí no se coarta nada.

¡Hasta la próxima!

B.

Look I: Smokey Snake Eyes

Cuando hice el blog, tenía como firme propósito subir looks. Deseché la opción por pura pereza, pero se ve que con la edad una se vuelve más responsable. Además, como estoy muy llena de amor, me he animado a darle un poco de coba a mi vena creativa -pero siempre casual-. Sin más, aquí tenéis el primer look de, espero, muchos.

El protagonista de esta humilde obra es el Eye Paint ‘Snake Eyes’ de Nars, que compré en su web hace poco más de una semana.  ¿Cómo describirlo? Mejor lo veis.

eye paint snake eyes

snake eyes paint pot

 

Lo que veis: la base es un verde bosque muy oscuro y metalizado, con destellos verde esmeralda muy llamativos. Cuando se aplica en el párpado, los destellos permanecen intactos y queda intenso. Realmente, el tono en el párpado es fiel al que se ve en la imagen.

Además de un tono precioso -aquí tenéis mi neutralidad periodística-, en el tarrito de cristal encontramos 2.5 gramos de una pasta aparentemente untuosa pero muy agradable al tacto y en su aplicación. Hasta que se absorbe. Porque se absorbe. Y en dos segundos. Así que si no quieres que se te quede un parchetón en el ojo, hay que difuminar bastante rápido. Se seca y ahí se queda, para siempre. La duración es espectacular y olvídate de desmaquillarlo si no es con un desmaquillante bifásico.

En mi opinión, los Eye Paint de Nars son un producto maravilloso, pero que hay que saber trabajar. La intensidad que puede aportar a un look un Eye Paint es, técnicamente, incomparable a la que pueden aportar otras sombras en crema como los Paint Pot de MAC (más cremosos y menos duraderos) o los Color Tattoo de Maybelline (AKA purpurina en crema), por poner dos ejemplos. Así, en los sucesivos días me dedicaré en cuerpo y alma a cogerle el truco a esta sombra.

El resto de productos utilizados para el look son:

productos

– Naked Basics, de Urban Decay.

– False Lash Effect Mariposa, de L’Oréal (reseña aquí).

– Sombra Color Infallible ‘009 Permanent Kaki’, de L’Oréal.

loreal

 

Ahora sí, vamos con los pasos a seguir y las imágenes:

1. Crear profundidad en la cuenca del ojo con la sombra ‘Naked 2’ (topo) de la Naked Basics.

2. Aplicar el Eye Paint por el párpado fijo con un pincel de pelo sintético. Rápidamente –MUY RÁPIDAMENTE-, difuminar hasta que se atrofien los dedos pulgar, índice y corazón. Reaplicar el Eye Paint hasta conseguir la intensidad deseada y, en tal caso, volver a difuminar.

3. Cubrir el extremo interno del párpado fijo con la sombra ‘009 Permanent Kaki’, de L’Oréal. Unificar las dos tonalidades para que no haya cortes difuminando hasta morir, claro.

4. Graduar el paso del intenso Eye Paint a la sombra topo de la cuenca con ‘Faint’ (marrón medio), de la Naked Basics. Este paso es realmente importante si queremos que el look sea un verdadero ‘smokey eye’. ¿Que cómo se hace esto? Cogiendo la sombra con el pincel de difuminar directamente y… ¡Difuminando!

5. Repetir la operación en la línea inferior de pestañas. Siempre que recurro a un smokey termino con este truco. Con un pincel biselado para delinear, aplico la sombra en crema sobre las pestañas inferiores y la difumino con el pincel sintético que utilicé al principio. El lagrimal está reservado para la sombra más clarita (en este caso la Permanent Kaki), así conseguimos agrandar la mirada y separar los ojos.

6. Rizar las pestañas, perfeccionarlas con la False Lash Mariposa y a correr.

DSC_0423 portada ojo

 

subir

subir

DSC_0424 portada ojo abierto

Y eso es todo, queridos. Espero, de todo corazón, que os haya gustado -tanto el texto, como la iniciativa y las fotos-. A mayor práctica, mejor calidad tendrán estas entradas en el blog. ¡Decidme qué os ha parecido en los comentarios!

¡Hasta la próxima!

B.

Review: False Lash Mariposa, de L’Oréal

¡Muy buenos días!

Llevo aproximadamente mes y medio probando la máscara de pestañas False Lash Mariposa, de la firma francesa L’Oréal. Así, considero que ya he probado lo suficiente este producto como para tener una opinión formada que transmitiros.

Como adelanto quiero dejar claro que si tú, persona individual que lee este post, estás buscando una máscara de pestañas que deje un look natural, lo siento: esta no es.

En líneas generales, puedo decir que me ha gustado su fórmula, cómo riza las pestañas, la duración, la pigmentación, incluso la idea de cepillo… pero su principal problema es que no está hecha para mancas -sin afán de ofender a nadie-. Y yo soy manca. En unas líneas os lo explico. No obstante, vamos por partes.

Máscara

Cuando procedes a su aplicación te viene un agradable olorcillo -o desagradable, según la nariz que lo huela- a rosas. Huele muy similar al perfume de la Photofinish de Catrice. La que la tenga lo sabe. Ni que decir tiene que el olor desaparece en cuanto cierras el rimmel.

Nada más abrir la máscara, llama la atención el cepillo. Es algo novedoso y, creo,  único de esta máscara de pestañas -al menos yo no he visto nada igual jamás en el mercado-. Cerdas de silicona, más cortas al principio que se alargan progresivamente con el fin de adaptarse a la pestaña para acentuar la mirada. Perfecto. Me gustan especialmente los cepillos de silicona y con este tipo de cerdas porque realizan a la perfección la función de separar las pestañas, que siempre quedan definidas y sin grumos.

Aunque, precisamente por su cepillo, las pestañas quedan muy elevadas e incluso curvadas, es a la hora de la aplicación donde está el mayor problema –en mi opinión– de esta máscara. Y es que yo soy diestra. Diestra y punto.

Quiero decir (y aquí viene el entuerto): yo maquillo mi ojo derecho perfectamente, pero a la hora de poner el rimmel en el izquierdo, o cambio de mano o es imposible que la parte externa de este goupillón dé con la parte externa de mi ojo. La alternativa única es hacerme zurda puntualmente, pero cuando lo intento acabo manchándome el párpado. Resultado: como si me maquillara con los ojos cerrados. Al final siempre tengo que corregir el look.

Y he aquí el hándicap de esta máscara que hace que no quiera repetir con ella nunca más.

Aun así, ya digo: la curvatura me dura todo el día y queda una mirada espectacular con las pestañas levantadas, definidas y tupidas. Si no sois como yo, podéis darle una oportunidad. Alarga, separa, define, levanta las pestañas y las mantiene durante horas, no deja grumos, no reseca en la pestaña ni cae residuo a la ojera, ni tampoco resulta agresiva para el ojo. Aunque tiene muy buenas características para convertirse en una gran máscara de pestañas… su defecto la convierte en indeseable para mí.

(Ilustro con imagen de mi Instagram para que veáis cómo sienta en el ojo, que es como mejor se ve)

IMG_20140714_155118

A quien interese: el precio, dependiendo del establecimiento, oscila entre los 11 y los 15 euros. Lo normal en las máscaras de pestañas de L’Oréal.

¿Alguien por aquí que la haya probado y pueda dar su veredicto? ¿Alguna diestra-diestra como yo? ¡Estoy deseando conocer vuestras impresiones! 

¡Hasta la próxima!

B. 

Ven conmigo, ven conmigo baby: Mis favoritos de Julio

No me puedo creer que vuelva a estar por aquí otra vez. Disculpitas, ante todo. Llevo desde abril sin publicar en el blog, pero -simplificando- han sido unos meses complicados en los que poco o nada me apetecía preparar una entrada. Agosto mola y vuelvo para quedarme, con muchas ideas e ilusión. Ahora sí. 

¡Hola, hola!

Termina julio, y con él un mes de amor absoluto por varios productos que paso a enseñaros.

1. Protector solar para pieles grasas, de Avéne

Todo lo que pruebo de esta firma acaba gustándome. Terminé por fin el dichoso protector solar facial de Heliocare (que a mí no me ha gustado nada) y acudí a la farmacia en busca de consejo y auxilio. Y es que a partir de Mayo en Sevilla hace un sol de justicia. La farmacéutica -majísima- me recomendó este protector: especialmente aconsejado para las pieles grasas (no comedogénico) y matificante. El SPF es de 30. Creo que el precio bajaba de los 13 € en El Corte Inglés, aunque yo lo compré con un 15 por ciento de descuento.

En las imágenes inferiores podéis comprobar la textura: espesa pero, aseguro, se reparte bien y no resulta nada pesada. Además, matifica la piel instantáneamente y no aporta brillos extra.

Me parece muy buen producto, cumple lo que promete y por eso estoy contentísima.

Retocada DSC_0485-007

 

Retocada DSC_0487-008

2. Fake Up, de Benefit

Lo que yo siento por este corrector de ojeras es AMOR. Ya os hablé de él aquí, haciéndoos una comparación con el The One de Revolution. Después de varios meses de tute y disfrute, lo tengo claro: hasta que la muerte nos separe.

Aunque es caro, cunde. Y ya lo advierto: solo para chicas que busquen un corrector de ojeras hidratante y sin apenas cobertura. Si no, no os vais a ajuntar.

En mi caso, no se cuartea en todo el día: lo siento muy cómodo para la zona de la ojera, que es más bien seca.

Si tuviera que ponerle un punto en contra sería el precio: 25.50 € en Sephora, pero siempre pueden aprovecharse los descuentos (como hice yo).

Retocada DSC_0455-004

3. Dermablend, de Vichy

Desde que la compré (allá por febrero) la he usado casi a diario. Aunque el tono no termina de ser el mío -el 15 OPAL es un pelín más oscuro que mi NC10-, la utilizo antes de la base o después para tapar marquitas. Creo que es un producto inmejorable para cubrir manchas y granitos, dada su alta pigmentación. Ya ha aparecido en mis favoritos en otra ocasión. Os hablé de ella aquí y aquí.

En julio ha sido un favorito especial porque una de sus características es su larga duración y aspecto mate, algo que en Ibiza es, para mí, indispensable: el calor y la humedad insular llevan semanas haciendo estragos en mi piel.

Retocada DSC_0508-011

4. Bronceador ‘Laguna’, de Nars

Fue uno de mis regalos de cumpleaños y hoy puedo decir con contundencia que este producto ha llegado a mi vida para quedarse. Creo que el precio ronda los 35 euros, pero siempre se puede recurrir a algunas webs, como KISS and MAKE UP NY, para adquirir productos de esta firma a mejor precio.

En cuanto al bronceador, es excelente. Existen dos tonalidades: ‘Laguna’ y ‘Casino’, los primeros más claros que los segundos. Dejan en la piel un ligero aspecto satinado, casi imperceptible, precioso. Lejos de los bronceadores que quedan en la piel anaranjados, deja un aspecto natural.

Sí, y mil veces sí.

Retocada DSC_0489-009

Retocada DSC_0492-010

5. Cream Colour Base ‘Pearl’, de Mac

Este verano, con tanta base mate he recurrido mucho a este producto para dar los puntos de luz en el rostro. Y me encanta.

Aun siendo un producto en crema muy pastoso, no resulta pesado en la piel ni la engrasa. Tampoco deja un acabado purpurinoso. Así que, de ’10’. Poco más puedo decir de un producto archiconocido del mundo Blogger. Por poner una pega: se guarrea rápido, pero no influye ni en su aplicación ni en su efecto.

Pinchad aquí si queréis verlo en acción.

Retocada DSC_0461-005

Retocada DSC_0473-006

6. Sombra ‘Hustle’ (Naked 1), de Urban Decay

Por necesidad y espacio, en la maleta de Ibiza me traje un par de paletas. Entre ellas, la Naked1 de Urban Decay. Inventando looks, redescubrí la sombra ‘Hustle’. Y nunca dejaré de amarla. ‘Hustle’ es un marrón chocolate metalizado y con pequeños destellos dorados. Creo que favorece muchísimo sea cual sea el color de ojos que tengamos. Y si no me creéis, mirad.

La calidad de las sombras de Urban Decay me parece espectacular, y este color -en particular- me encanta. Si lo tenéis, dadle una oportunidad en ahumados. ¡Es fantástico!

Retocada DSC_0425-001

Retocada DSC_0443-003

7. Color Infallible ‘002 Hourglass Beige’, de L’Oréal Paris

En más de una ocasión he dicho que estas sombras de L’Oréal me parecen fantásticas por sus tonos, matices, duración, intensidad… Este color es maravilloso para manchar el párpado fijo y dar luminosidad en el lagrimal. Un tono champagne perfecto para todos los looks.

Si podéis, probad estas sombras. Estoy segura de que no os van a decepcionar. Próximamente haré un post mostrando todas las que yo tengo, con swatches y palabras de amor. ¡Recomendadísimas!

RetocadaDSC_0528-003

RetocadaDSC_0533-004

RetocadaDSC_0535-001

8.  Khol & Contour 16 Horas ‘Ultra Black 71’, de Bourjois

Para los looks de ojos, he optado por los eyeliners para marcar la mirada. Uso y abuso de este lápiz negro de Bourjois, de larga duración y muy intenso. Lo que más me gusta de este producto es que la mina del lápiz tiene la cremosidad justa para poder difuminarlo sin que se pierda la intensidad. Y la duración es brutal incluso en condiciones de humedad y calor.

Hace años que lo compré, así que no recuerdo el precio. Ya veis su estado lamentable en la imagen de abajo. En cuanto a su duración en la waterline… no podría decirlo, ya que yo no uso lápices en esa zona.

Retocada DSC_0514-012

Retocada DSC_0521-013

9. Mousse limpiadora Effaclar H, de La Roche Posay

Es fantástica para pieles grasas pero deshidratadas. En la época en la que yo la compré mi piel pasaba por una racha complicada, tenía muchas zonas de sequedad debido a la cantidad de productos astringentes que uso.

A día de hoy, no tengo ni pizca de deshidratación y el mérito es de esta mousse. Si os interesa puedo hablar más detenidamente sobre este producto de La Roche Posay.

 

RetocadaDSC_0546-005

RetocadaDSC_0556-006

Estos han sido mis productos favoritos de julio, un mes en el que me he maquillado bastante poco y que ha estado condicionado, absolutamente, por el calor, la humedad y la aparición de manchas e imperfecciones indeseables.

Y para vosotras, ¿qué productos han sido vuestros favoritos?, ¿compartís alguno conmigo? Me gustaría leeros en vuestros comentarios (que os he echado de menos). 

¡Hasta muy pronto! 

B.