Ven conmigo, ven conmigo baby: Mis favoritos de Julio

No me puedo creer que vuelva a estar por aquí otra vez. Disculpitas, ante todo. Llevo desde abril sin publicar en el blog, pero -simplificando- han sido unos meses complicados en los que poco o nada me apetecía preparar una entrada. Agosto mola y vuelvo para quedarme, con muchas ideas e ilusión. Ahora sí. 

¡Hola, hola!

Termina julio, y con él un mes de amor absoluto por varios productos que paso a enseñaros.

1. Protector solar para pieles grasas, de Avéne

Todo lo que pruebo de esta firma acaba gustándome. Terminé por fin el dichoso protector solar facial de Heliocare (que a mí no me ha gustado nada) y acudí a la farmacia en busca de consejo y auxilio. Y es que a partir de Mayo en Sevilla hace un sol de justicia. La farmacéutica -majísima- me recomendó este protector: especialmente aconsejado para las pieles grasas (no comedogénico) y matificante. El SPF es de 30. Creo que el precio bajaba de los 13 € en El Corte Inglés, aunque yo lo compré con un 15 por ciento de descuento.

En las imágenes inferiores podéis comprobar la textura: espesa pero, aseguro, se reparte bien y no resulta nada pesada. Además, matifica la piel instantáneamente y no aporta brillos extra.

Me parece muy buen producto, cumple lo que promete y por eso estoy contentísima.

Retocada DSC_0485-007

 

Retocada DSC_0487-008

2. Fake Up, de Benefit

Lo que yo siento por este corrector de ojeras es AMOR. Ya os hablé de él aquí, haciéndoos una comparación con el The One de Revolution. Después de varios meses de tute y disfrute, lo tengo claro: hasta que la muerte nos separe.

Aunque es caro, cunde. Y ya lo advierto: solo para chicas que busquen un corrector de ojeras hidratante y sin apenas cobertura. Si no, no os vais a ajuntar.

En mi caso, no se cuartea en todo el día: lo siento muy cómodo para la zona de la ojera, que es más bien seca.

Si tuviera que ponerle un punto en contra sería el precio: 25.50 € en Sephora, pero siempre pueden aprovecharse los descuentos (como hice yo).

Retocada DSC_0455-004

3. Dermablend, de Vichy

Desde que la compré (allá por febrero) la he usado casi a diario. Aunque el tono no termina de ser el mío -el 15 OPAL es un pelín más oscuro que mi NC10-, la utilizo antes de la base o después para tapar marquitas. Creo que es un producto inmejorable para cubrir manchas y granitos, dada su alta pigmentación. Ya ha aparecido en mis favoritos en otra ocasión. Os hablé de ella aquí y aquí.

En julio ha sido un favorito especial porque una de sus características es su larga duración y aspecto mate, algo que en Ibiza es, para mí, indispensable: el calor y la humedad insular llevan semanas haciendo estragos en mi piel.

Retocada DSC_0508-011

4. Bronceador ‘Laguna’, de Nars

Fue uno de mis regalos de cumpleaños y hoy puedo decir con contundencia que este producto ha llegado a mi vida para quedarse. Creo que el precio ronda los 35 euros, pero siempre se puede recurrir a algunas webs, como KISS and MAKE UP NY, para adquirir productos de esta firma a mejor precio.

En cuanto al bronceador, es excelente. Existen dos tonalidades: ‘Laguna’ y ‘Casino’, los primeros más claros que los segundos. Dejan en la piel un ligero aspecto satinado, casi imperceptible, precioso. Lejos de los bronceadores que quedan en la piel anaranjados, deja un aspecto natural.

Sí, y mil veces sí.

Retocada DSC_0489-009

Retocada DSC_0492-010

5. Cream Colour Base ‘Pearl’, de Mac

Este verano, con tanta base mate he recurrido mucho a este producto para dar los puntos de luz en el rostro. Y me encanta.

Aun siendo un producto en crema muy pastoso, no resulta pesado en la piel ni la engrasa. Tampoco deja un acabado purpurinoso. Así que, de ’10’. Poco más puedo decir de un producto archiconocido del mundo Blogger. Por poner una pega: se guarrea rápido, pero no influye ni en su aplicación ni en su efecto.

Pinchad aquí si queréis verlo en acción.

Retocada DSC_0461-005

Retocada DSC_0473-006

6. Sombra ‘Hustle’ (Naked 1), de Urban Decay

Por necesidad y espacio, en la maleta de Ibiza me traje un par de paletas. Entre ellas, la Naked1 de Urban Decay. Inventando looks, redescubrí la sombra ‘Hustle’. Y nunca dejaré de amarla. ‘Hustle’ es un marrón chocolate metalizado y con pequeños destellos dorados. Creo que favorece muchísimo sea cual sea el color de ojos que tengamos. Y si no me creéis, mirad.

La calidad de las sombras de Urban Decay me parece espectacular, y este color -en particular- me encanta. Si lo tenéis, dadle una oportunidad en ahumados. ¡Es fantástico!

Retocada DSC_0425-001

Retocada DSC_0443-003

7. Color Infallible ‘002 Hourglass Beige’, de L’Oréal Paris

En más de una ocasión he dicho que estas sombras de L’Oréal me parecen fantásticas por sus tonos, matices, duración, intensidad… Este color es maravilloso para manchar el párpado fijo y dar luminosidad en el lagrimal. Un tono champagne perfecto para todos los looks.

Si podéis, probad estas sombras. Estoy segura de que no os van a decepcionar. Próximamente haré un post mostrando todas las que yo tengo, con swatches y palabras de amor. ¡Recomendadísimas!

RetocadaDSC_0528-003

RetocadaDSC_0533-004

RetocadaDSC_0535-001

8.  Khol & Contour 16 Horas ‘Ultra Black 71’, de Bourjois

Para los looks de ojos, he optado por los eyeliners para marcar la mirada. Uso y abuso de este lápiz negro de Bourjois, de larga duración y muy intenso. Lo que más me gusta de este producto es que la mina del lápiz tiene la cremosidad justa para poder difuminarlo sin que se pierda la intensidad. Y la duración es brutal incluso en condiciones de humedad y calor.

Hace años que lo compré, así que no recuerdo el precio. Ya veis su estado lamentable en la imagen de abajo. En cuanto a su duración en la waterline… no podría decirlo, ya que yo no uso lápices en esa zona.

Retocada DSC_0514-012

Retocada DSC_0521-013

9. Mousse limpiadora Effaclar H, de La Roche Posay

Es fantástica para pieles grasas pero deshidratadas. En la época en la que yo la compré mi piel pasaba por una racha complicada, tenía muchas zonas de sequedad debido a la cantidad de productos astringentes que uso.

A día de hoy, no tengo ni pizca de deshidratación y el mérito es de esta mousse. Si os interesa puedo hablar más detenidamente sobre este producto de La Roche Posay.

 

RetocadaDSC_0546-005

RetocadaDSC_0556-006

Estos han sido mis productos favoritos de julio, un mes en el que me he maquillado bastante poco y que ha estado condicionado, absolutamente, por el calor, la humedad y la aparición de manchas e imperfecciones indeseables.

Y para vosotras, ¿qué productos han sido vuestros favoritos?, ¿compartís alguno conmigo? Me gustaría leeros en vuestros comentarios (que os he echado de menos). 

¡Hasta muy pronto! 

B.

 

Anuncios

Sólo contigo: ¡Favoritos de Febrero y Marzo!

Sólo contigo, sólo soy feliz si yo te miro. Basta tu aliento para que me sienta como el viento. Como el viento, como el viento… como el viento mece mi cuerpo. Lo que disfruté en el concierto de este hombre.

Queridos y queridas, febrero fue un mes complicado. Exámenes y un inicio de cuatrimestre en la Facultad que no me dejaron disfrutar de mis productillos. Así que preferí esperar un poco más y dejar correr marzo para seguir experimentando.

Algunas son nuevas incorporaciones al tocador, otros los he redescubierto y uno en concreto lleva siendo favorito desde hace meses, pero recientemente he tenido que reponerlo y he pensado que ya era hora de decir lo mucho que me gusta.

1. Tónico ‘Tea Tree Water’, de Lush

tea-tree-toner-500x500

Nunca había tenido un tónico favorito. Siempre notaba que me resecaban y me dejaban la piel tirante. Algunos, aunque estaban recomendados para eliminar rojeces, me dejaban el rostro todavía más atomatado (sí, este término lo acuño yo, aquí y ahora, lo siento RAE).

Un día vino a maquillarme a casa Azucena y me recomendó este, que no contiene alcohol y estaba indicado para pieles grasas con tendencia acnéica, ya que está hecho a base de Aceite del árbol de té. Yo ya lo conocía, pero Lush -no sé por qué- no me despertaba demasiada confianza en temas faciales. Me animé a probarlo y ya no quiero otro. Es fresquito, muy agradable y me calma la piel. Y de precio está genial (5.50€ por 100g).

Me ha durado exactamente tres meses y, por supuesto, he vuelto a comprarlo. Lo uso por la mañana y por la noche, inmediatamente después de lavarme la cara. Impregno un algodón y lo paso a ligeros toques por el rostro, cuello y escote.

También puede encontrarse en pastilla, pero el formato en spray lo hace comodísimo.

2. Cicaplast, de La RochePosay

DSC_0983

Si hay una crema que ha marcado un antes y un después en mi piel, es esta.

Desde que dejé la píldora hace ahora un año y medio, mi piel ha sufrido lo que no está los escritos. Brotes de acné perenne, así. Comedones dolorosos que dejaban huella. Lo he probado todo. TODO. Había perdido la esperanza por el camino, hasta que navegando por la web de la firma encontré este producto, indicado para la reconstrucción de la epidermis en pieles con imperfecciones y tropezones más típicos de una sopa menestrone que de una cara humana.

Desde la primera semana: adiós pielecitas molestas que rodean a los granitos secos y que estropean, inevitablemente, el maquillaje. Con el uso continuado, dos veces al día, noto la piel mucho más calmada y con menos marcas. Con muchísimas menos marcas. Todavía falta mucho para que esté perfecta, pero creo que voy por el camino correcto.

Lo uso después del tónico y antes de la hidratante, independientemente de que vaya a maquillarme o no.

Lo compré en Primor, a 5,99€.

3. Aqua Vita 24 horas (pieles mixtas/grasas), de Apivita

Aqua Vita Apivita

Desde que probé las mascarillas de arcilla y propóleo de esta firma le prometí a Dios Nuestro Creador que no sería ese el último producto que compraría a Apivita.

Llevaba tiempo interesada en una hidratante especialmente preparada para pieles grasas y que no contuviera alcoholes de ningún tipo. Di con esta y era cuestión de tiempo.

Aquél aciago día, en el que me dispuse a hacer deporte y terminé en El Corte Inglés comprando, se vino a casa. 31,50€ pero se puede encontrar mucho más barata en otras superficies o en farmacias online. No he probado nada igual de confortable en mi vida. NADA. Se absorbe muy rápidamente y la piel se siente a gusto y encantada de haberse conocido. El olor es buenísimo. Es un gustazo ponerse esta crema en el rostro.

La hidratación para mí es suficiente. Aunque para el próximo invierno probaré con la que está indicada para pieles normales/secas de esta misma gama, por eso de innovar y probar.

Como veis, estoy encantada con estos tres productos que conforman mi rutina diaria. Y es que la piel me está mejorando muchísimo. Seguiremos informando. Creo que todos, en conjunto, han ayudado a la desaparición de las manchas, a mejorar el tono y aumentar la luminosidad, a controlar los brillos y ni rastro de los comedones que tanto dolían.

4. Fondo de maquillaje fluido corrector Dermablend, de Vichy

Vichy Dermablend

Pues sí. La volvéis a ver por aquí. Aunque sigo manteniendo firmemente mi postura de que no es mi tono -y me jode- creo que es un corrector inmejorable para las manchas del rostro. Cunde mucho y no se pierde al poner una base encima.

Este es mi segundo llamamiento. Por favor, señores Vichy, hacedme un par de tonitos más claros.

En Perfumerías Aromas me costó unos 18€. Pero sé que está más barata en otros establecimientos.

5. ‘Suede’, de Sleek

96018460-1

Hace un año que lo compré en Maquillalia, pero cada vez que lo miraba no me decía nada. Me lo ponía y seguía sin contarme nada. Y es que, por lo visto, este es de los pocos coloretes de Sleek que hay que aplicar con mano suelta, porque sino no pigmenta.

Así, sí. Me gusta muchísimo. Lo he utilizado casi todos los días para ir a la facultad y casi siempre me decían que tenía muy buena cara. Yo, modesta entre las flores, le achaco tamaño milagro a este colorete.

Quizás a muchos lectores de blogs les gusta que el redactor o redactora les explique cómo se componen los colores. Yo soy partidaria de no decir lo que ya se ve, no me gusta redundar -al menos no deliberadamente-. Así que no voy a describir cada uno de los matices de este colorete marrón cálido mate, porque ya lo estáis viendo.

Ahora viene la barbaridad del año: aplicado, me gusta más que el Madly de NARS.

6. ‘Lady Danger’, de MAC

Lady Danger MAC

Llevaba años bebiendo los vientos por este pintalabios rojo potente de subtono naranja y de textura Matte (como ya podéis ver en la imagen). Puesto que sólo está a la venta en los MAC Pro (y en la Web) aproveché una época de gastos de envío gratuitos y me lo pedí. Pa’mí. Dame. Mío.

En los morretes queda estupendo. 21€ que valen cada céntimo. Y la pega, pues la de siempre de los Matte de MAC: que en las mucosas no pinta ni con una capa de Titanlux.

Para las interesadas: el perfilador ‘824 Orange‘ de NYX le viene como anillo al dedo.

7. Exfoliante corporal de naranja, de Ziaja

ed92a5ccfe2afe789b0147857ede32da

Si me seguís por Instagram sabéis que estoy un poco loca. Y también que me gusta mucho este exfoliante.

Tiene unas partículas muy pequeñas que no rascan hasta arrancarte la piel a jirones, pero tampoco se deshacen. Vamos, es el tamaño perfecto. (Esa frase que muchos hombres quieren oír…)

El olor está bien. A ver, huele a naranja, pero si a mí me ponen un zumo de naranja que huela así lo devuelvo in the moment.

Lo compré en Maquillalia, por 6.99€.

8. Mi corte de pelo

sara-carbonero

JAJAJAJA

Es cierto. A ver, os cuento.

Desde que tengo uso de razón he tenido el pelo largo. Mi pelo es muy liso, mucho mucho. Y lo más corto que lo he llevado ha sido por la cintura. Mi pelo era intocable. Ay, aún recuerdo lo que lloré con cinco años cuando me cortaron las puntas.

Hace cuestión de un año me entró la neura de que me lo quería cortar a la altura de las clavículas, pero no me atrevía por miedo a verme en formato champiñón o a que se me viera muy poca cantidad de pelo. No obstante, siempre seguí con el runrún, y al final me acerqué a mi peluquería en Sevilla –Víctor del Valle (José Laguillo)- y mi adorada y maravillosa peluquera –MªLuisa– me animó a dar el paso.

El resultado me gusta mucho, aunque estoy adaptándome aún a la hora de peinarme. Parece que no, pero que te falten 15 dedos de cabello de un día para otro es un traumita.

Lo importante es que es un cambio que me gusta, que me anima y me motiva. Me veo diferente y me gustan las emociones que me crean las cosas nuevas en mi vida. Y creo que ese es un empujoncillo que nos hace falta a veces.

Es todo, queridos y queridas.

¿Habéis probado alguno de mis productos favoritos de estos meses? ¿o quizás habéis tenido alguna neura y habéis cambiado de look? ¡Contadme!

¡Hasta la próxima!

B. 


 

Siento la calidad (nefasta o ajena) de las fotos, pero no encuentro la tarjeta de memoria de mi cámara y no he podido subir las que hice de mis productos favoritos. Os lo compensaré, sé que me entendéis. Si encuentro la tarjeta antes que Matarile sus llaves, reemplazo las fotos pronto. 

Las Cinco Sombras de B.: mis favoritas

Para mí, los ojos siempre tienen que estar impecables en un look, incluso cuando el protagonismo sea de los labios. Una mirada descuidada es un error en el que no debemos caer. Y yo, tan pragmática siempre, para mi día a día prefiero destacar mis ojos antes que los labios, por eso de no tener que estar retocando cada dos o tres horas.

Así, mi amor por las sombras no es un secreto.

fila

Puedo vivir con un solo colorete, pero que no me falten mis sombras. En crema, en stick, en polvo, pigmentos, glitters… ¡me encantan!

Llevo viendo desde hace semanas en Instagram a muchas chicas subiendo fotos de sus cinco sombras favoritas. Yo, que soy de “culo veo, culo quiero”, y después de mucho pensarlo, me lanzo también a desvelaros cuáles son mis cinco sombras favoritas. Como podéis ver en la imagen superior, tengo una especial predilección por los morados y es que creo que sientan genial a los ojos marrones, como los míos.

Al lío.

1. ‘122’ de Kiko 

kiko

Es mi básica por excelencia, de ahí que sea mi favorita. No es la más bonita, por supuesto, pero me da mucho amor. Un marrón topo con subtono grisáceo y mate. Perfecto para las transiciones, para suavizar los cortes o para marcar la cuenca ligeramente en un ojo desnudo. Ya veis en la imagen el mucho uso que le doy (yo, que nunca he tocado pan en una sombra). Como digo, lo que más me gusta de esta sombra es el tono grisáceo, puesto que es perfecto para crear una transición con naturalidad, como si fuera una sombra propia del ojo. Soy de la Escuela de Pensamiento que cree que los colores cálidos para las transiciones son demasiado artificiales.

Wedge vs 122 kiko

Para que os hagáis una idea. La sombra que aparece en primer plano es la ‘Wedge‘ de MAC, muy recomendada para transiciones también, pero tiene un tono cálido que a mí, particularmente, no me termina de convencer para tal cometido.

Kiko ha cambiado toda la numeración de las sombras, así que desconozco si siguen teniendo esta misma en la tienda o  si tiene un número distinto.

2. Color Infallible ‘Burning Black’ de L’Orèal

DSC_0030

Amor a primera vista. Es un color de difícil descripción, vamos a ver: un morado con base negra (o un negro con subtono morado) con destellos rojizos. En el párpado, según como le dé la luz, puede llegar a tener una tonalidad marrón. Es una sombra muy muy especial. Dicen que es un clon de la Eyes To Kill nº2 de Armani, pero como yo no la tengo no lo puedo confirmar.

burning black swatch

Estas sombras de L’Orèal me encantan. Son pigmentos prensados y se ven muy intensas en el párpado. Para más inri, se difuminan de fábula y duran mucho tiempo. Este tono en concreto no lo comercializan en España, así que lo pedí a un vendedor de Ebay y me costó unos 6 euros.

3 y 4. Sombras “02 Out Of The Forest” y “03 Mystic Lilac”, de la colección ‘Wild Craft’ de Essence

essence

No soy muy asidua a los productos de colección fija de esta firma, pero tengo que reconocer que en las Ediciones Limitadas se superan (no en todas, pero las sombras de la ‘Wild Craft’ y el colorete y el iluminador de ‘Breaking Down’ son de una calidad apabullante teniendo en cuenta el precio). En esta colección, sacaron tres sombras y me arrepentiré toda la vida de no haber cogido la más clarita, un color champán divino.

Los tonos son exactamente los de la imagen: una suma perfecta entre verde y bronce, y un morado precioso, ambos metalizados. Son sombras muy pigmentadas, sedosas y nada polvorientas, sino que son muy cremosas. Al menos estos dos tonos que yo tengo. Doy fe. Son muy duraderas, con ellas nunca me ha salido un pliegue.

5. ‘Blackberry’ de MAC

blackberry mac

Es un granate muy oscuro que tira al violeta, mate. Si se aplica ligeramente en el párpado hasta parece un marrón, intenso pero discreto. De ahí que le dé uso para los looks de diario. Me gusta muchísimo porque es muy versátil, como digo.

Como casi todas las sombras de esta firma, es sedosa, nada polvorienta y se aplica perfectamente. ¿Duración? Depende de la prebase. Con la de Urban Decay me aguanta unas ocho horas sin problema.

Y estas son mis cinco sombras favoritas, por un motivo u otro, y a las que estoy encantada de conocer.

Y vosotras, ¿qué opináis de ellas?

¡Hasta la próxima!

B. 

Hasta que la muerte nos separe: ¡Favoritos de Enero!

¡Bienvenidas de nuevo a IbizaBeautyBlog!

Hoy vengo con los MVP de Enero. A mí es que me hace falta una media de quince días para pensármelo, de ahí el retraso.

Favoritos Enero

Esto no es un ‘los más utilizados’, no. Sino más bien un ‘Hasta que la muerte nos separe’: productos que me han gustado tanto que podría cantarles saetas todo el día.

Esto es una orgía de productos, no voy a seguir un orden establecido.

Favoritos Enero Catrice+BB+Hot Mama

1. Photofinish, de Catrice. Es amor. Es mi tono. Deja un acabado ‘semiglow’ en la piel que hace que ésta se vea bonita. Embellece, sin más. Tiene una cobertura media-alta y una duración aceptable. Yo ya no le pido más a la vida.

2. Beauty Blender. ¡Estaba claro! Me fascina cómo integra las bases de maquillaje en la piel. Ecuación simple: Beauty Blender + Photofinish = Pátina divina. Señoría, me declaro culpable.

 3. ‘Hot Mama!’, de The Balm. Este colorete siempre me ha gustado. Lo compré porque en los mentideros blogger se decía de él que era un clon del Orgasm de NARS. Yo no he probado el Orgasm, pero el efecto saludable que deja el Hot Mama! me gusta mucho.

 4. Combo de Máscaras: Black Elixir, de Hean; y WOW!, de Bell. Son un dúo. No me gustan por sí solas, separadas. Pero reconozco que utilizando primero la de Hean –que define y alarga las pestañas- y después la de Bell –que da volumen– el efecto que se consigue es de ‘pestañas postizas’. Y ahora digo por qué no me terminan de convencer por separado. La formulación de la máscara de Hean no me gusta, es demasiado seca (desde el minuto 1) y termina dejando restos por la ojera con el paso de las horas. En cuanto a la de Bell, lo que no me contenta es el cepillo: me agrupa demasiado las pestañas, no las define.

Detalle cepillos Black Elixir y Wow

En la imagen se puede ver con detalle cómo son los goupillones: ambos de silicona pero con formas diferentes.

5. Naked Basics, de Urban Decay. Las sombras de UD son El Súmmum: tienen una pigmentación asombrosa y son muy fáciles de trabajar, se integran perfectamente. Esta paleta se ha venido conmigo a Nueva York, a Ibiza, a Córdoba, a Sevilla y adónde quiera que vaya en los próximos 60 años. Es muy versátil. Me gusta tanto que acabé comprando otra para un regalo especial. ¿Que hay tonos iguales en otras firmas? Sí pero, ¿de esta calidad? Lo dudo.

6. ‘Endless Drama’, línea Pro Longwear de MAC. Nunca he visto este labial en la blogosfera. Y no lo entiendo. ¡Todas locas con el ‘Rebel’ y el ‘Diva’! ‘Endless Drama’ es El Borgoña. No es del todo mate, sino que tiene un ligero acabado Satin. Lo que yo le pido al Sagrado Corazón de Jesús cuando me compro un pintalabios tan llamativo es que sea duradero, para no tener que ir cada diez minutos al cuarto de baño a retocarme cuando salgo por ahí. Este es de larga duración, así que lo nuestro será para siempre.

Naked Basics + Sephora Oil + Rimmel Shine+Endless Drama+Beauty Protector

 7. Express drying Oil, de Sephora + Finishing Touch Ultra Shine, de Rimmel. Otra pareja de cine. Los utilizo para perfeccionar la manicura y el resultado es inmejorable: secado rápido y brillo espectacular.

8. Sì, de Giorgio Armani. Fue un regalo muy especial de Reyes y no me puede gustar más. Yo no sé describir olores, así que me voy a ahorrar amargaros la vida explicando las notas de este perfume. Es ponérmelo y me pongo contenta automáticamente.

9. Protect & Detangle, de Beauty Protector. No sé de dónde sale esta marca, no sé quién está detrás, no lo he visto a la venta en ningún lugar físico. Es un misterio. Lo conocí porque venía en una Birchbox –que son los únicos que lo comercializan- y el olor a dulzón se quedó con mi corazón. Es un protector térmico para el cabello. Lo cierto es que es un poco complicado evaluar la efectividad de este tipo de productos, pero las puntas no las tengo nada mal a pesar de usar secadores y planchas. Creo que el mérito será de este invento.

10. Mascarillas para el cabello, de Le Petit Marseillais.

Favoritos EneroDSC_0861Le Petit Marseillais

Esto es lo mejor que me he echado en el pelo en toda la vida. Puede que no sean las mejores mascarillas del mercado, pero su olor en mi pelo –sí, otra vez el olor- es algo prodigioso, soberbio, admirable, fascinante, extraordinario. No quiero otras, no quiero nada más. La de color verde está especialmente indicada para cabellos grasos, mientras que la naranja es nutritiva. Las voy alternando y el resultado es muy bueno.

Eso es todo. Y vosotras, ¿habéis probado alguno de estos productos? Animaos a dejarme vuestros comentarios. ¡Me encanta leerlos y responderlos!

¡Hasta la próxima!

B.