Se acabó, porque yo me lo propuse ¿y sufrí?: Productos Terminados (Vol. I)

En un principio, no tenía muy claro que quisiera mostrar en el blog las cosas que termino. Básicamente, porque me parecen feas las fotos de botes vacíos. Pero como sé que puede resultar práctico a la hora de hacerse una idea global sobre los productos para valorar si hacer o no la inversión, pues aquí me tenéis. No hagamos esto más largo de lo necesario… ¡y saquemos los botes vacíos!

Solución Micelar Fisiológica, de La Roche-Posay

DSC_0524

Agua micelar para pieles sensibles. Según la firma francesa, no contiene alcohol, ni parabenes, ni colorantes y tampoco jabón. Es no comedogénica y contiene PH fisiológico. El formato es de 400 ml y caduca en seis meses tras su apertura.

A mí me ha durado, utilizándola a diario, unos cuatro meses. Desmaquilla a la perfección si el rostro no está excesivamente maquillado o se trata de productos no waterproof o de larga duración. No deja sensación pesada tras su aplicación, aunque yo terminaba lavándome el rostro después de su uso por costumbre.

La compré en perfumerías Aromas por unos 11 euros (estaba de promoción, creo que el precio real ronda los 16 euros). Y sí, repetiría en caso de necesitar un agua micelar.

Blue Herbal Gel Cleanser, de Kiehl’s

DSC_0540

Estuve utilizando este gel limpiador durante tres meses y no noté nada, como todo lo que he probado de esta firma. A pesar de que este en concreto pertenece a la gama especializada para pieles grasas con acné, no mejoró el estado de mi piel.

Contiene Ácido Salicílico, corteza de canela y aceite raíz de genjibre en un cómodo bote de 250 ml. El precio ronda los 19 euros, si no recuerdo mal.  Como punto positivo, puedo decir que “es fresquito”, pero ya está. Yo no repetiré.

DSC_0549

Si algo bueno tiene esta firma, además de dar muestras a diestro y siniestro para probar antes de comprar, es que puedes devolver el producto que has comprado si antes de los 21 días no te ha satisfecho. En tal caso, Kiehl’s reembolsa el importe del producto sin problema alguno. Como en este caso, ya pasé el límite de días… me lo tuve que comer con patatas.

Desmaquillador bifásico, de Ziaja

DSC_0578

Un desmaquillador bifásico más. No tiene nada de especial, ni resulta especialmente barato (3.20€ por 120 ml) teniendo en cuenta que lo pedí a Maquillalia con 3.50€ de gastos de envío. Si bien es cierto que no me dejaba rastro de aceite al retirarlo con el algodón, no me resultaba del todo efectivo, ya que tenía que gastar una media de dos algodones por ojo para limpiar la máscara de pestañas.

DSC_0585

No voy a repetir, por la incomodidad a la hora de adquirirlo habiendo productos muy similares en el mercado. Por eso y porque detesto los botes que tienen el tapón de rosca.

Brush Cleanser, de MAC

DSC_0576

Es el segundo bote que gasto y ya he empezado el tercero. Repito y repetiré siempre porque es mano de santo para limpiar los pinceles cuando necesitamos utilizarlos pero están sucios y no tenemos tiempo de lavarlos con agua y jabón.

Este método es rápido y muy sencillo. Los 235 ml que contiene el bote cuestan 12.50€, así que ese precio por un producto que cunde tantísimo es estupendo. Por supuesto, es de mis favoritos de la firma y no puede faltar en mi neceser.

Jabón Snow Fairy, de Lush

DSC_0595

Como cada navidad, la firma inglesa saca uno de sus super ventas, el jabón de ducha Snow Fairy. Su olor a chicle de fresa es tan famoso que algunas marcas como Ziaja se han lanzado a copiarlo, eso sí (desde mi punto de vista -o de olfato-) : sin éxito. A mí me ha durado un año utilizándolo en contadas ocasiones, siempre especiales.

Es un gel rico, pero únicamente si lo que se pretende hacer es aromaterapia en el baño de casa. Realmente, no hidrata en profundidad ni el olor traspasa más allá de las cortinas de la ducha. Aunque el precio es elevado (19.50€ los 500g), es un jabón que merece la pena probar una vez en la vida. Y eso es lo que voy a hacer yo. Vamos, que no repito.

DSC_0592

Como la navidad está a la vuelta de la esquina, los benditos de Lush ya tienen en stock este superventas. Así que si lo queréis, corred, porque siempre se agota. Como novedad, han incorporado un método novedoso (que yo no terminé de entender en el evento de Lush en el que nos lo explicaron muy amablemente) que evita que las chispitas de purpurina que contiene (y que podéis observar en la imagen superior) se caigan al fondo y se pierdan, por eso ahora el nuevo Snow Fairy tiene un color más intenso. Pero que en el fondo es lo mismo.

Tónico Tea Tree Water, de Lush

DSC_0601

Otro producto de Lush por aquí, pero éste sí que sí. Este sí lo quiero yo para mí hasta el fin de mis días. Al igual que el Brush Cleanser de Mac, este es el segundo bote que acabo. Y, por supuesto, está más que repuesto (y en la versión XXL).

Tea Tree Water es un tónico elaborado con árbol del té (bactericida, curativo y antiséptico), agua de pomelo (tonificante y desintoxicante) y enebro (estimulante y descongestionante de poros). Con esos ingredientes, no cabe duda que está dedicado especialmente para pieles grasas y/o con tendencia acnéica (PA MÍ, DAME, MÍO).

Lo utilizo a diario tras la limpieza, rociándolo por todo el rostro y eliminando el exceso con un algodón. No se puede decir que sea milagroso, pero a mí es un tónico que me gusta mucho porque no resulta pesado, ni pegajoso, ni agresivo. Es uno de mis básicos en la rutina de limpieza, así que… ¡bravísimo!

Asimismo, se puede utilizar a modo de agua de belleza o para refrescar el rostro. Su formato “fuchi-fuchi” lo hace muy cómodo para tal fin. En verano le he dado bastante tute así.

Está disponible en dos tamaños: 100 gr. por 5.50€ ó 250 gr. por 10.70€.

Quitaesmalte endurecedor de uñas, de Essence

DSC_0554

El que huele a fresita y fruta de la pasión, ése. ¡Ay, me encanta! Sin duda, repito siempre (tengo tres en el armario, de repuesto). Es baratísimo (1.99€ cada bote), cunde y deja un olorcito estupendo. En concreto, éste quitaesmalte se supone que favorece el endurecimiento de las uñas. No puedo dar fe de ello, ya que yo uso la Solución Científica de Mavala para fortalecer mis uñas, pero tampoco puedo negar que no lo haga. El que no sabe es como el que no ve, que suele decir mi padre.

Genial y maravilloso. Lo tenéis en Maquillalia o en Beautik. En Primor no, que nunca lo encuentro. Y si alguna lo encuentra, que me dé el chivatazo.

Aqua Vita para pieles mixtas y grasas, de Apivita

DSC_0565

Seis meses es lo que me ha durado este tarrito de 50ml de crema hidratante. La elegí porque me la recomendó Azucena y fue un acierto a medias.

Partimos de la base de que es algo cara (el precio oscila entre los 24 y los 30 euros, dependiendo del establecimiento), pero es una delicia echársela en el rostro. Es ligera, se absorbe rápidamente y se siente muy cómoda en la piel. El problema es que a mí se me ha quedado un poco corta en cuanto a hidratación, sobre todo en los meses de frío. Y es que, a pesar de tener la piel grasa, he llegado a tener “algunos problemillas” de deshidratación.

DSC_0571

A pesar de eso, es una hidratante que me ha gustado mucho y que volvería a elegir llegado el momento. Por lo que tengo entendido, la lista de ingredientes de esta hidratante es bastante buena para aquellos que saben. Yo, como no tengo ni papa del tema de la composición, no puedo entonar el Do de pecho. Eso sí, no contiene siliconas, ni parabenos, ni alcoholes.

All Matt Plus, de Catrice

DSC_0599

Es el primer bote que gasto de esta base de maquillaje, y ya estoy usando el segundo. Me gusta mucho para diario, aunque es cierto que no tiene una larga duración, a pesar de lo que promete la firma.

Guíada por la buena experiencia con la Photofinish de esta misma marca, me lancé a por esta base para un uso más continuado. Mis expectativas pasaban porque tuviera un acabado semimate, que no fuera comedogénica, que clavara mi tono y que no me sacara brillos. Me puedo dar con un canto en los dientes porque cumple con lo del acabado semimate, no me provoca reacción alérgica alguna, es mi tono y, aunque no es long lasting, sí que me saca de un apuro cada día si la voy matificando a lo largo de las horas.

No es la panacea, pero como el roce hace el cariño… se queda conmigo. Y así hasta que encuentre algo mejor al mismo precio, 7.49€.

Black Elixir, de Hean

DSC_0607 titulo

Una máscara de pestañas que ha pasado sin pena ni gloria por mi vida. La compré porque a Sonorona se le asemejaba mucho a la They’re Real de Benefit y nada que ver. Al menos para mi gusto.

En comparación con la todopoderosa They’re Real, la de Hean apenas deja producto en las pestañas, ni mantiene la curvatura tantas horas como la de Benefit. Claro, en precio tampoco se parecen, pues creo recordar que ésta me costó algó así como cuatro euros en Maquillalia. Eso sí, separaba y definía genial las pestañas.

Creo que para usarla como primera o segunda máscara está muy bien (que es como yo terminé gastándola), pero no es una todoterreno como la de Benefit.

Llegados a este punto diréis: “B., ya está bien por hoy, ¿no?”. Pues sí, tenéis razón, pero es que he estado tanto tiempo sin pasarme por aquí que lo he cogido con ganas. Sin más, espero que os sirva de interés este post. Y si no, podéis insultarme en los comentarios sin miedo a represalias. O sí, sí, podéis tener un poco de miedo…

¡Hasta la próxima!

B.

 

 

 

 

Anuncios

Las Cinco Sombras de B.: mis favoritas

Para mí, los ojos siempre tienen que estar impecables en un look, incluso cuando el protagonismo sea de los labios. Una mirada descuidada es un error en el que no debemos caer. Y yo, tan pragmática siempre, para mi día a día prefiero destacar mis ojos antes que los labios, por eso de no tener que estar retocando cada dos o tres horas.

Así, mi amor por las sombras no es un secreto.

fila

Puedo vivir con un solo colorete, pero que no me falten mis sombras. En crema, en stick, en polvo, pigmentos, glitters… ¡me encantan!

Llevo viendo desde hace semanas en Instagram a muchas chicas subiendo fotos de sus cinco sombras favoritas. Yo, que soy de “culo veo, culo quiero”, y después de mucho pensarlo, me lanzo también a desvelaros cuáles son mis cinco sombras favoritas. Como podéis ver en la imagen superior, tengo una especial predilección por los morados y es que creo que sientan genial a los ojos marrones, como los míos.

Al lío.

1. ‘122’ de Kiko 

kiko

Es mi básica por excelencia, de ahí que sea mi favorita. No es la más bonita, por supuesto, pero me da mucho amor. Un marrón topo con subtono grisáceo y mate. Perfecto para las transiciones, para suavizar los cortes o para marcar la cuenca ligeramente en un ojo desnudo. Ya veis en la imagen el mucho uso que le doy (yo, que nunca he tocado pan en una sombra). Como digo, lo que más me gusta de esta sombra es el tono grisáceo, puesto que es perfecto para crear una transición con naturalidad, como si fuera una sombra propia del ojo. Soy de la Escuela de Pensamiento que cree que los colores cálidos para las transiciones son demasiado artificiales.

Wedge vs 122 kiko

Para que os hagáis una idea. La sombra que aparece en primer plano es la ‘Wedge‘ de MAC, muy recomendada para transiciones también, pero tiene un tono cálido que a mí, particularmente, no me termina de convencer para tal cometido.

Kiko ha cambiado toda la numeración de las sombras, así que desconozco si siguen teniendo esta misma en la tienda o  si tiene un número distinto.

2. Color Infallible ‘Burning Black’ de L’Orèal

DSC_0030

Amor a primera vista. Es un color de difícil descripción, vamos a ver: un morado con base negra (o un negro con subtono morado) con destellos rojizos. En el párpado, según como le dé la luz, puede llegar a tener una tonalidad marrón. Es una sombra muy muy especial. Dicen que es un clon de la Eyes To Kill nº2 de Armani, pero como yo no la tengo no lo puedo confirmar.

burning black swatch

Estas sombras de L’Orèal me encantan. Son pigmentos prensados y se ven muy intensas en el párpado. Para más inri, se difuminan de fábula y duran mucho tiempo. Este tono en concreto no lo comercializan en España, así que lo pedí a un vendedor de Ebay y me costó unos 6 euros.

3 y 4. Sombras “02 Out Of The Forest” y “03 Mystic Lilac”, de la colección ‘Wild Craft’ de Essence

essence

No soy muy asidua a los productos de colección fija de esta firma, pero tengo que reconocer que en las Ediciones Limitadas se superan (no en todas, pero las sombras de la ‘Wild Craft’ y el colorete y el iluminador de ‘Breaking Down’ son de una calidad apabullante teniendo en cuenta el precio). En esta colección, sacaron tres sombras y me arrepentiré toda la vida de no haber cogido la más clarita, un color champán divino.

Los tonos son exactamente los de la imagen: una suma perfecta entre verde y bronce, y un morado precioso, ambos metalizados. Son sombras muy pigmentadas, sedosas y nada polvorientas, sino que son muy cremosas. Al menos estos dos tonos que yo tengo. Doy fe. Son muy duraderas, con ellas nunca me ha salido un pliegue.

5. ‘Blackberry’ de MAC

blackberry mac

Es un granate muy oscuro que tira al violeta, mate. Si se aplica ligeramente en el párpado hasta parece un marrón, intenso pero discreto. De ahí que le dé uso para los looks de diario. Me gusta muchísimo porque es muy versátil, como digo.

Como casi todas las sombras de esta firma, es sedosa, nada polvorienta y se aplica perfectamente. ¿Duración? Depende de la prebase. Con la de Urban Decay me aguanta unas ocho horas sin problema.

Y estas son mis cinco sombras favoritas, por un motivo u otro, y a las que estoy encantada de conocer.

Y vosotras, ¿qué opináis de ellas?

¡Hasta la próxima!

B. 

Pecadora de la pradera: Compras de Enero-Febrero 2014

2014 empieza a lo grande. Compras de todos los colores, para todos los gustos y bolsillos. Y como yo sí cumplo eso de “No quiero enrollarme al principio para que esto no se haga muy largo”, vamos allá.

Haul Enero-Febrero 2014

1. Maquillalia. Con esto de los gastos de envío a 1€, hice pedidito. Adoro comprar en esta web: el servicio es siempre inmejorable y son muy rápidos.

maquillalia

Me hice con una paleta vacía de Hean (4.99€) para las sombras de la firma que tengo por ahí tiradas. Tiene cuatro huecos para godets de 26mm (como las de MAC o Martora) y ya viene imantada. Incluye espejo.

También lancé al carrito de la compra dos sombras más (2,49€ cada una). Como yo soy así, ahora tengo cinco, por lo que ahora me hace falta otra paleta vacía. En concreto, me quedé con la 811 (topo mate para transiciones, muy similar a la Wedge de MAC) y la 812 (verde militar mate). Ambas pigmentan muy bien. Tengo pensado hacer un post acerca de las sombras que tengo de esta marca. ¡Que no cunda el pánico!

No sé por qué, de verdad que no sé por qué, cogí el pincel biselado de essence (1,89€). Pero me encanta.

Por último, estos dos productos de Ziaja. No soy simpatizante de esta marca, de hecho he probado varias cosas y no me ha gustado nada especialmente. Pero soy fan de póster del olor a naranja así que tenía que darle una oportunidad. Así que cogí el gel exfoliante y la emulsión corporal de manteca de naranja. Los dos me están gustando. El gránulo del exfoliante es fino y muy abundante, y el gel es muy fluido. Exfoliar es una delicia con este producto. Por otro lado, la emulsión no es nada del otro mundo, hidrata y huele a naranjita durante un par de horas.

2. Primor. Si encontráis o sabéis de una perfumería más barata que esta, por favor, contádmelo ya.

Primor

Fijador de cejas de Catrice (3,99€). Es de mis últimas adquisiciones, así que no puedo hablar mucho sobre él.

Llevaba mucho tiempo buscando un esmalte nude. Buceé en la web de OPI y encontré ‘Samoan Sand‘. He acertado de  pleno. Es muy elegante. Mi esmalte favorito de los 70 que tengo. 10,17€, oiga.

Fine Liner Brush de Real Techniques (4,79€). Este mes tengo el gilipollismo por los delineados y, por definición, por los delineadores. Me gusta mucho este pincel, es muy firme y preciso. No es del todo recomendado para torpes pero yo, manirrota desde la cuna, me apaño muy bien con él. Esta marca es sinónimo de calidad a buen precio.

Cicaplast de La Roche-Posay (5,99€). Es una crema diseñada para pieles irritadas con descamaciones y cicatrices de acné. Yo la he comprado por ésto último. Si hace milagros hablaré de ella más adelante. Si no, también hablaré de ella como Producto del Averno por crearme tantas expectativas.

3. Perfumerías Aromas. En Sevilla hay muchas de estas perfumerías, pero desconozco si en el resto de España también.

Aromas

Desde navidades tienen el 30% de descuento en la mayor parte de sus productos de maquillaje. Así que me fui corriendo al stand de Essie para llevarme el preciosísimo top coat ‘A cut above’ (9.70€) y el tratamiento ‘Fill the Gap’ (9,40€), indicado para uñas estriadas. Como podéis ver en las fotos, el esmalte es precioso, pero precioso. ‘A cut above’ no es más que un pintauñas decorativo, formado por purpurina de color rosa dorado u oro rosado, como guste a vuestra merced.

Llevaba semanas buscando el fondo corrector Dermablend de Vichy, pero no estaba ni en El Corte Inglés. Al fin lo encontré, ¡era el último! Éste es un fondo de maquillaje de una alta pigmentación, “capaz incluso de cubrir tatuajes. Pero ya digo yo que el mío no lo cubre. Yo soy NC10-15 en MAC, y me cogí el tono más claro ‘Opal 15’, y adelanto que me queda un pelín oscuro, supongo que a pieles NC/NW 20-25 les irá perfectamente. La broma fueron 18€, con el 20% ya hecho.

Primer plano A cut above

Volviendo a lo de antes, ¿no es precioso?

4. El Corte InglésEsta compra no estaba preparada, de hecho, si me seguís en Instagram os habréis quedado a cuadros con la anécdota (por si queréis más señas y saber qué pasó aquella tarde).

collage0

El caso es que necesitaba una hidratante facial, era sábado y solo tenía esperanza de encontrar la Aqua Vita de Apivita para pieles grasas en este establecimiento. Me costó 30,40€ pero vale cada céntimo. ¡Me gusta muchísimo! La aplicación es sensacional: se absorbe muy rápido y el olor es exquisito, es realmente confortable. Y lo cierto es que, aunque esté indicada para pieles grasas, la hidratación es muy buena durante toda la jornada.

Saliendo de la Parafarmacia de El Corte Inglés, me topé con el stand de NARS, miré el ‘Madly’… y fue amorcito. Este colorete es perfecto para looks naturales, de diario, para aportar un toque de salud. Es discreto y elegante. El tono es exactamente el que veis en la imagen: marrón, neutro, con un toque rosado muy ligero y destellos plateados. El capricho: 31,40€.

5. Beautik. Recientemente han trasladado la tienda de Beautik (que estaba en el centro comercial MetroMar) al centro de Sevilla.

All Matt Catrice

Llevaba mucho tiempo detrás de la base mate de Catrice pero siempre estaba agotada en TODOS los locales de Sevilla. Aquí la encontré por 7,49€. Por ahora me está gustando mucho, os hablaré de ella más adelante.

5. Otros. Este último apartado está formado por tres productos. Los dos primeros son de segunda mano y el último es un regalo de una amiga.

Nars y too faced

Color Bomb ‘Bee String’ de Too FacedTenía ganazas de probar este labial que promete aumentar el tamaño de los labios. Parece que lo ha inventado un político, porque no cumple nada de lo que dice. Eso sí, el tono ‘Bee String’ es un casi clon del Patisserie de MAC. Un color muy natural, da brillo y apenas cobertura. Haré review.

Mini colorete ‘Orgasm’ de NARS. Adoro este colorete. Surgió la oportunidad de tenerlo en formato mini y no me lo pensé dos veces. Para que os hagáis una idea del tamaño que tiene, en la imagen inferior os hago una comparación: El que está en la derecha es un colorete en formato normal, el de la izquierda es el Mini Orgasm. No tengo ninguna sombra single de NARS  pero parece que el tamaño es el mismo que el de este pequeñajo.

 

Instant Anti-age, El borrador anti manchas, de MaybellineEl mismo formato diabólico, con la esponjita del Averno. No lo he estrenado pero en cuanto lo pruebe seréis las primeras en enteraros.

Anti manchas maybelline

Y nada más por aquí, criaturitas. ¿Tenéis algo de lo que os he mostrado?, ¿qué os parecen mis compras? Dejadme vuestros comentarios, que me encantan y me hacen felicísima.

Un besirrín

B.

Productos del Averno (Vol.I): La prebase de ojos de Essence ‘I (DON’T) Love Stage’

Seamos claros. Yo tengo un trauma con este producto. Es así, lo tengo.

Corrí a comprarlo hace más de año y medio porque se me acabó la prebase que estaba utilizando (creo recordar que era la de KIKO), y mis párpados grasos no pueden vivir sin prebase. Así que busqué por la blogosfera una alternativa económica y me encontré con eso.

El producto del Averno
El producto del Averno

Pongámonos en antecedentes: mi párpado es graso. Repito. Esto es, para que nos entendamos, el Paint Pot de MAC ‘Painterly’ me aguanta unas cinco horas sin pliegues. No escupe las sombras, pero tampoco las aguanta demasiado. Así, en mi caso, una buena prebase de sombras es técnicamente indispensable para poder lucir decentemente cualquier look de ojos.

¿Qué busco en una prebase de párpados? Que intensifique las sombras y que, por supuesto, ayude a que éstas no me hagan pliegues.

Pues bien, este producto de Essence no hace ni una cosa ni la otra. Es más, no es que las sombras me hagan pliegues al cabo de las horas, es que la propia prebase me hace pliegues. En ocasiones me la he puesto sola porque, gracias a su color piel, el párpado se ve más unificado, pero a las tres horas ya tenía la dichosa rayita en la cuenca.

He probado otras dos prebases, la de KIKO y el ‘Primer Potion’ de Urban Decay. Es cierto, éstas dos son más caras, pero cumplen lo que debe hacer un producto diseñado para alargar la duración del maquillaje.

¿Qué se puede esperar de una prebase que no vale ni para ponérsela sola? No os quebréis la cabeza pensando una respuesta, ya os la digo yo: NADA.

El precio, como casi todo lo de esta marca (unos 3€ cuando yo la compré), es muy competitivo. No así el producto. La duración es de seis meses tras su primer uso. Y trae tal cantidad que no se acaba nunca. La tengo abierta desde hace un año y medio y aún podría utilizarla a diario medio año más. Pero cada vez que la uso y me veo el ojo a las dos horas me enfado.

Puede ser que para párpados menos grasos funcione. Por si acaso, voy a dejar la duda en el aire y el botecito en la basura.

Nota final: 3/10 (por el precio, por el tono que unifica el párpado y porque puede que a alguien sí le vaya bien)

Y vosotras, ¿habéis probado este producto? ¿cuál es vuestra opinión al respecto? ¡Dejadme vuestros comentarios aquí abajo!

¡Hasta la próxima!

B.