Si alguna vez fui mala, lo aprendí de ti: las youtubers que me lo han enseñado (casi) todo

No soy maquilladora, ni he estudiado curso de maquillaje alguno. Simplemente, soy una amante de ese mundillo desde que tengo uso de razón, cuando me pintaba con todas las pinturillas de mi madre que encontraba por los cajones -que normalmente eran pocas- para jugar a mamás y papás por el pasillo de casa. Siempre me fijaba en mis primas y mi tía, que eran para mí la enciclopedia Larousse del arte de ponerse guapa.

Incluso, era total fan de las miniclases que daba Lewis Amarante en las galas de OT porque era lo más profesional que yo alcanzaba a aprender. Por su culpa acabé comprándome la base de MaxFactor Miracle Touch y flipé con lo que era ponerse una base de maquillaje.

Hace cinco años, cuando descubrí que había chicas españolas que subían vídeos en los que aparecían maquillándose se me abrieron las puertas del cielo. Todo lo que sé lo he aprendido a través de blogs y canales de Youtube.

Y, aunque no soy una experta, creo que he aprendido lo suficiente como para poder defenderme en mis día a día, ocasiones especiales y las BBC (bodas, bautizos y comuniones), tanto en cuanto a cosmética, como a peluquería o cualquier otro tipo de cuidado corporal.

Así que es de ley que os presente a las artífices de tamaño fruto.

1. Isasaweis

isasaweis

Sí, empecé con ella. En esa época vivía en mi burbuja y pensaba que ella era la única persona que subía vídeos a YT, así que vi todos y cada uno de los vídeos que habían en su canal. Yo flipaba, francamente. Veía su programa en Antena 3 y encima twitteaba para hablar con otras seguidoras. Me regalaron el libro e hice pedidos a Coastal Scents y me compraba brochas pinchantes, pero yo era feliz porque Isasaweis también lo hacía.

Hasta que un día vi que no era la única y comencé a visitar otros canales. Unos meses después vi a Isasaweis maquillándose y me di cuenta de que aquello no estaba tan bien hecho como yo me lo imaginaba en mi cabeza. Y como yo no soy de hacer recetinas, pues se acabó la historia de amor unilateral con la asturiana.

Además de que me cansé de que me metiera publicidad por un tubo.

2. Aishawari

Aishawari

Ella fue la segunda youtuber que descubrí. Está como una cabra, siempre lo ha estado. Y ella lo sabe. Pero me ganó cuando comentó que tenía una piel complicada  por culpa de las imperfecciones y la piel grasa, así que me rendí a sus pies y acaté todas y cada una de sus lecciones. También me fiaba mucho de ella a la hora de maquillarme los ojos, ya que los colores que usa son los que yo suelo usar también en el 90% de las ocasiones.

3. Makeupzone

Makeupzone

Admiro su trabajo como el de ninguna otra. Es una auténtica profesional. No conozco youtuber que perfeccione más la piel de lo que ella lo hace. Siempre termino quedándome ojiplática con sus fotos. Las reviews que hace sobre productos son geniales también, muy detalladas y realmente útiles. Adoro las combinaciones de colores que hace, los pigmentos, los productos que enseña. Y cómo maquilla a las novias… No hay nada que no me guste de ella.

4. El Toca-dior de Lulis

el tocador de lulis

La seguí un par de semanas antes de que cerrara el canal. Ella me ha enseñado mucho sobre lo que no hay que hacer. Pero nada de maquillaje.

5. Reishe

reishe

La encontré un día que buscaba muchos labiales rojos para comparar tonos. Madre mía, me volví loca viendo su colección. Desde entonces la seguí porque me gustaba su espontaneidad y sus vídeos con su amigo Karlos. Me partía de risa.

Hasta que un día dijo que ella a veces se acostaba sin desmaquillarse y como que le hice la cruz. Después de aquello nada volvió a ser igual.

6. Isameicap

isameicap

La vez que más me ha enseñado Isameicap sobre maquillaje fue cuando explicó cómo la había maquillado Makeupzone en uno de sus cursos. Pero yo siempre fui fiel a esta valenciana (al menos durante un año, desde que empezó con el canal hasta que se marchó a Madrid).  ¿Qué me gustaba de ella? Pues todavía no lo tengo muy claro, la verdad.

 

Y esos fueron mis inicios. Estoy suscrita a mil canales desde que empecé a ver vídeos, conozco a muchas otras youtubers, pero estas seis son las que más me marcaron en mis inicios. Con el tiempo, he ido descubriendo youtubers extranjeras que me encantan todavía, como las hermanas Pixiwoo, y bloggeras que me siguen enseñando con cada post y cada trabajo que hacen, como Marikowskaya, La primera tontería que se te ocurra o Emmaist.

Ahora tengo dos dudas: ¿Por qué hay tantísimas youtubers tan conocidas de la Comunidad Valenciana? y… ¿por qué hay tantas que se llaman Isabel? Son preguntas que me vienen a chorro, así. Tampoco espero respuestas.

De todos modos, este era un post para que pasáramos un buen rato: yo escribiéndolo, recordando momentos y riéndome de mí misma ahora que tengo más perspectiva; y vosotras leyéndolo.

Espero, al menos, haberos sacado alguna sonrisilla con este humor absurdo que tantas me decís que os gusta (¡Y gracias porque me animáis a seguir!).

Y vosotras, ¿cómo descubristeis el mundo youtuber?, ¿cómo aprendisteis a maquillaros?

¡Hasta la próxima!

B.

 


 

Las imágenes son capturas de pantalla de los vídeos de las youtubers o extraídas de Google Imágenes. 

Anuncios

Las Cinco Sombras de B.: mis favoritas

Para mí, los ojos siempre tienen que estar impecables en un look, incluso cuando el protagonismo sea de los labios. Una mirada descuidada es un error en el que no debemos caer. Y yo, tan pragmática siempre, para mi día a día prefiero destacar mis ojos antes que los labios, por eso de no tener que estar retocando cada dos o tres horas.

Así, mi amor por las sombras no es un secreto.

fila

Puedo vivir con un solo colorete, pero que no me falten mis sombras. En crema, en stick, en polvo, pigmentos, glitters… ¡me encantan!

Llevo viendo desde hace semanas en Instagram a muchas chicas subiendo fotos de sus cinco sombras favoritas. Yo, que soy de “culo veo, culo quiero”, y después de mucho pensarlo, me lanzo también a desvelaros cuáles son mis cinco sombras favoritas. Como podéis ver en la imagen superior, tengo una especial predilección por los morados y es que creo que sientan genial a los ojos marrones, como los míos.

Al lío.

1. ‘122’ de Kiko 

kiko

Es mi básica por excelencia, de ahí que sea mi favorita. No es la más bonita, por supuesto, pero me da mucho amor. Un marrón topo con subtono grisáceo y mate. Perfecto para las transiciones, para suavizar los cortes o para marcar la cuenca ligeramente en un ojo desnudo. Ya veis en la imagen el mucho uso que le doy (yo, que nunca he tocado pan en una sombra). Como digo, lo que más me gusta de esta sombra es el tono grisáceo, puesto que es perfecto para crear una transición con naturalidad, como si fuera una sombra propia del ojo. Soy de la Escuela de Pensamiento que cree que los colores cálidos para las transiciones son demasiado artificiales.

Wedge vs 122 kiko

Para que os hagáis una idea. La sombra que aparece en primer plano es la ‘Wedge‘ de MAC, muy recomendada para transiciones también, pero tiene un tono cálido que a mí, particularmente, no me termina de convencer para tal cometido.

Kiko ha cambiado toda la numeración de las sombras, así que desconozco si siguen teniendo esta misma en la tienda o  si tiene un número distinto.

2. Color Infallible ‘Burning Black’ de L’Orèal

DSC_0030

Amor a primera vista. Es un color de difícil descripción, vamos a ver: un morado con base negra (o un negro con subtono morado) con destellos rojizos. En el párpado, según como le dé la luz, puede llegar a tener una tonalidad marrón. Es una sombra muy muy especial. Dicen que es un clon de la Eyes To Kill nº2 de Armani, pero como yo no la tengo no lo puedo confirmar.

burning black swatch

Estas sombras de L’Orèal me encantan. Son pigmentos prensados y se ven muy intensas en el párpado. Para más inri, se difuminan de fábula y duran mucho tiempo. Este tono en concreto no lo comercializan en España, así que lo pedí a un vendedor de Ebay y me costó unos 6 euros.

3 y 4. Sombras “02 Out Of The Forest” y “03 Mystic Lilac”, de la colección ‘Wild Craft’ de Essence

essence

No soy muy asidua a los productos de colección fija de esta firma, pero tengo que reconocer que en las Ediciones Limitadas se superan (no en todas, pero las sombras de la ‘Wild Craft’ y el colorete y el iluminador de ‘Breaking Down’ son de una calidad apabullante teniendo en cuenta el precio). En esta colección, sacaron tres sombras y me arrepentiré toda la vida de no haber cogido la más clarita, un color champán divino.

Los tonos son exactamente los de la imagen: una suma perfecta entre verde y bronce, y un morado precioso, ambos metalizados. Son sombras muy pigmentadas, sedosas y nada polvorientas, sino que son muy cremosas. Al menos estos dos tonos que yo tengo. Doy fe. Son muy duraderas, con ellas nunca me ha salido un pliegue.

5. ‘Blackberry’ de MAC

blackberry mac

Es un granate muy oscuro que tira al violeta, mate. Si se aplica ligeramente en el párpado hasta parece un marrón, intenso pero discreto. De ahí que le dé uso para los looks de diario. Me gusta muchísimo porque es muy versátil, como digo.

Como casi todas las sombras de esta firma, es sedosa, nada polvorienta y se aplica perfectamente. ¿Duración? Depende de la prebase. Con la de Urban Decay me aguanta unas ocho horas sin problema.

Y estas son mis cinco sombras favoritas, por un motivo u otro, y a las que estoy encantada de conocer.

Y vosotras, ¿qué opináis de ellas?

¡Hasta la próxima!

B. 

Cómo pudiste hacerme esto a mí, yo que te hubiese querido hasta el fin: Base Dermablend de Vichy

Seguro que Alaska pensaba en esta base de maquillaje cuando cantaba esta canción. 

¡Hola de nuevo!

Llevo un mes probando a diario la base Dermablend de Vichy, así que os presento mis impresiones sobre este producto. Como adelanto: es muy buen producto, pero me han jodido. Así, en román paladino.

Dermablend Vichy

Según la firma, Dermablend es un fondo de maquillaje fluido, oilfree, sin parabenos, no comedogénico y sin perfume. También tiene un factor solar de protección del 35. Con (o sin, mejor dicho) esos ingredientes quería darle una oportunidad para tapar las rojeces del rostro, como paso previo a la base de maquillaje que vaya a utilizar. Este fondo corrector es tremendamente mate y muy muy pigmentado -tiene una concentración alta de pigmento– por lo que descarté desde el primer momento utilizarlo para todo el rostro, ya que el acabado sería muy similar a colocarte un parche de color carne en la cara, demasiado artificial.

Vichy Dermablend

Debido a su alta concentración de pigmento, con una gota minúscula podemos cubrir una gran parte del rostro sin que el producto pierda toda su intensidad. Así que los 30 ml que contiene cunden mucho.

El precio oscila, dependiendo del establecimiento en el que se adquiera, entre los 18 y los 20 euros.

A través del método empírico, es decir, habiéndome puesto el producto en el rostro podemos concluir lo siguiente:

– Para mí es un  muy buen corrector previo a la base de maquillaje. Se asienta rápidamente y no tiene por qué moverse al poner la base encima, a no ser que lo arrastremos. Para aplicarlo yo utilizo un pincel de Buyincoins, que intenta imitar a las Sigmax de Sigma, de pelo sintético pero muy abierto, lo que lo hace perfecto para difuminar a la vez que aplicamos el producto.

Buyincoins dermablend

– La pigmentación es brutal. Lo cubre todo, pero para manchas muy marcadas hay que ser relativamente generoso con la cantidad y no difuminarla demasiado. Admite segundas capas, cobertura modulable: puedes cubrir mucho o mucho mucho.

– Dura aceptablemente unas 8 horas, como corrector. Insisto, no he probado el producto como una base sola, sino como complemento previo. Tampoco lo he probado en las ojeras, solo por zonas amplias del rostro para cubrir rojeces e imperfecciones.

No aporta grasa ni mi piel ha sufrido una mala reacción desde que vengo usándolo.

DSC_1058

– Y aquí viene el Pero. Tiene un fallo. Un fallo muy importante. El tono. En la imagen os comparo el tono 15 OPAL con un NC20 de MAC. Yo soy NC 10-15. Así que me queda oscuro y, por ello, no puedo aprovechar al 100% este producto.

tattoo

En la imagen podéis ver el alto poder de cobertura que tiene, eso es innegable. Pero para mí no es útil porque si yo quisiera tapar mi tatuaje, por poner un ejemplo, tendría que salir a la calle prácticamente así. Difuminando el corte lo máximo posible, pero así. Y eso es de todo menos natural, no puedes corregir algo que al final va a resaltar más por tener un tono mucho más subido que el de tu piel.

Los puntos a su favor son evidentes: SPF, resistente al agua, Oilfree, larga duración, alta pigmentación. Pero que tenga un tono tan subido para mi piel clara es un inconveniente que condiciona su uso. Es muy buen producto pero tiene tonos escasos, y para mí es un fallo catastrófico.

Sólo me queda rezar para que Vichy quiera sacar tonos más claros. Morticia Adams y yo se lo agradeceremos.

Y vosotras, ¿habéis probado este producto?, ¿qué os ha parecido? Dejadme vuestras impresiones, que me encanta leerlas.

¡Hasta la próxima!

B.

Ni regalados: Mi #unwishlist (Tomo I)

El otro día me levanté con resaca de siesta y se me ocurrió hacer una Wishlist. O lo que es lo mismo: una lista con todos los productos de cosmética o tratamiento que me gustaría ir adquiriendo con el tiempo.

Pero es tan típico y he visto tantas que quise darle una vuelta de rosca y mi muso -que, os lo confieso ya, es Sergio Ramos– me dijo que mejor que no, que tenía que patentar la Unwishlist. Esto es: una lista con  todos los productos que no paro de ver en el mundo blogger a bombo y platillo y que no los querría ni regalados.

Por supuesto, esto es subjetivísimo y no quiere decir que los productos no sean increíbles, sino que yo, dada mi situación de becaria sin remuneración económica durante nueve largos meses al año no me gastaría un céntimo en ellos. Y si fueran regalados, acabaría vendiéndolos, a priori.

Aclaración: Que un producto aparezca en mi Unwishlist no significa que no pueda pasar a la Wishlist de un momento a otro. Cosas del directo. Así, comienzo con la Unwishlist.

1. Paleta Chocolate Bar, de Too Faced

Yo no sé cuántas veces la habré visto desde que salió. Incluso me acerqué a un Sephora para ver si olía a chocolate como todas decían. Es bonita, pero para mí no es especial. Aún. Y tampoco la meto dentro del grupo de los “Caprichazos”, como la NAKED 3. Ya digo, yo no la veo especial, como sí lo es ésta última. Desde mi punto de vista, son sombras que ya están vistas en otras firmas. No me aporta nada, francamente.

meteoritos 

2. Yachiyo, de NARS 50 y pico euros. ¡¿Dónde vas?! Un dineral para una brocha extremadamente delicada a la que no se le pueden mojar las ramas de bambú que la envuelve. Hay miles de clones de esta magnífica brocha multiusos de pelo natural y de corte perfecto para aplicar el colorete y que siempre quede bien. Así que, por muy genial que sea, pagar 50€ por este utensilio a mí me parece un abuso de tomo y lomo.

3. Meteoritos, de Guerlain.Un acabado nacarado precioso en toda la piel…Los colores de las perlas se unen para, juntos, dar un toque de luz al rostro…“. Me los probé en Primor hace unos meses y me dejaron la cara purpurinosa. Claro, la purpurina da luz. No creo que sea un producto que se pueda utilizar para las batallas del día a día, en las que la luz directa del sol destaca cualquier tipo de brillo de tu piel que no haya sido colocado ahí por el Dios Creador. El precio: entre 35 y 60 euros. Vaya, que ni regalados.

4. SMK Perfect Foundation Brush, de Shiseido De 30 a 40 euros. ¿Para qué? si ya tenemos El Clon

5. Butter Gloss, de NYX Porque ya me engañaron con los Roundstick Lipstick, tan baratos, tan cremosos, tan de Mordor. No quiero saber nada de NYX, al menos en cuanto a labiales se refiere. Además de que no soy muy amiga de los glosses porque siempre termino con más producto en el cabello que en los labios.

6. Jumbos de NYX. Otra joya de la firma. Los grupos de compra-venta de maquillaje de Facebook están llenos de fotos de gente que quiere deshacerse de los Jumbos. Creo que no hay peor Producto del Averno que este. Excesivamente cremosos, no se terminan de asentar en un párpado normal -ni muy graso, ni muy seco-. Yo tuve dos y se los regalé a mis sobrinas para el Carnaval. Otra vez he comenzado a verlos entre bloggeras, sobre todo extranjeras, y me he echado a temblar.

7. Brochas de Make Up For Ever. Las he tocado, probado, he visto y he leído sobre ellas. Sí, son muy suaves. Sí, son estupendas. Pero creo que la diferencia en el acabado y durante la aplicación que puede haber entre estas y las de Zoeva sólo puede apreciarlas un maquillador muy muy profesional. Creo que yo, amateur a la que le gusta mucho probar y probar (y  mientras, ahorrar), sería incapaz de apreciar del todo las bondades de los instrumentos de MUFE. Los precios, dependiendo de la brocha o el pincel en cuestión, van de 20 a 60 euros. Y la brocha más cara de Zoeva vale 20€.

2

8. Mascarillas frescas, de Lush. Hace unos años me hice muy fan de algunas máscarillas frescas pero eso era porque el amor -y youtube- me cegaba. En concreto probé tres -dos para rostro y una para el cuero cabelludo-: Terminator Cosmético, Cupcake y Hair Doctor. Y de verdad que no podría decir cuál olía peor. Dicen -“dicen”-  que Cupcake lleva esencia de chocolate. Bien, pues no quiero comerme ese chocolate jamás. Además, en mí no actuaban de ninguna manera. Efecto placebo. No más.

9. Foreo. Después de la tabarra que se dio con el sistema innovador de Clarisonic y todas sus copias (Nexa, Olay), ahora nos martillean las bloggers más reconocidas con este nuevo cacharrito y la ilusión de poder tenerlo a través de un sorteo. Un alto en el camino: creo que como vuelva a ver otro sorteo del Foreo me borro de WordPress. (Esto no lo toméis muy en serio porque seguramente habrá más chicas que sorteen el cacharro y yo estoy contenta con la aceptación de este blog).

Yo tengo el Clarisonic y después de seis meses le he cogido el truco: usarlo dos veces a la semana es BIEN; usarlo más, me convierte en la mascota de la firma, a la que apodaremos “Cratersonic” -por lo de los granos-. Parece que tanta limpieza no es buena para el rostro, ya lo han confirmado varios dermatólogos, así que Foreo irá por el mismo camino, a priori. Pagar 150 euros por un invento que sólo puedes/debes usar un par de veces a la semana no es el camino para llegar directa a la Beatificación.

Ah, por cierto, los de Foreo están muy cerca de presentar su revolución limpiadora para la higiene dental. Yo ahora estoy deseosa de que inventen algo para limpiar toda la casa en un periquete. Será muy pronto, seguro.

Ya está bien por hoy. Y vosotras, ¿qué opináis? ¿tenéis unwishlist? ¿os sumáis a este movimiento de antibombardeo publicitario?

¡Hasta la próxima!

B. 

(La imagen de la brocha Yachiyo, extraída del blog de Makeupzone.net

Pecadora de la pradera: Compras de Enero-Febrero 2014

2014 empieza a lo grande. Compras de todos los colores, para todos los gustos y bolsillos. Y como yo sí cumplo eso de “No quiero enrollarme al principio para que esto no se haga muy largo”, vamos allá.

Haul Enero-Febrero 2014

1. Maquillalia. Con esto de los gastos de envío a 1€, hice pedidito. Adoro comprar en esta web: el servicio es siempre inmejorable y son muy rápidos.

maquillalia

Me hice con una paleta vacía de Hean (4.99€) para las sombras de la firma que tengo por ahí tiradas. Tiene cuatro huecos para godets de 26mm (como las de MAC o Martora) y ya viene imantada. Incluye espejo.

También lancé al carrito de la compra dos sombras más (2,49€ cada una). Como yo soy así, ahora tengo cinco, por lo que ahora me hace falta otra paleta vacía. En concreto, me quedé con la 811 (topo mate para transiciones, muy similar a la Wedge de MAC) y la 812 (verde militar mate). Ambas pigmentan muy bien. Tengo pensado hacer un post acerca de las sombras que tengo de esta marca. ¡Que no cunda el pánico!

No sé por qué, de verdad que no sé por qué, cogí el pincel biselado de essence (1,89€). Pero me encanta.

Por último, estos dos productos de Ziaja. No soy simpatizante de esta marca, de hecho he probado varias cosas y no me ha gustado nada especialmente. Pero soy fan de póster del olor a naranja así que tenía que darle una oportunidad. Así que cogí el gel exfoliante y la emulsión corporal de manteca de naranja. Los dos me están gustando. El gránulo del exfoliante es fino y muy abundante, y el gel es muy fluido. Exfoliar es una delicia con este producto. Por otro lado, la emulsión no es nada del otro mundo, hidrata y huele a naranjita durante un par de horas.

2. Primor. Si encontráis o sabéis de una perfumería más barata que esta, por favor, contádmelo ya.

Primor

Fijador de cejas de Catrice (3,99€). Es de mis últimas adquisiciones, así que no puedo hablar mucho sobre él.

Llevaba mucho tiempo buscando un esmalte nude. Buceé en la web de OPI y encontré ‘Samoan Sand‘. He acertado de  pleno. Es muy elegante. Mi esmalte favorito de los 70 que tengo. 10,17€, oiga.

Fine Liner Brush de Real Techniques (4,79€). Este mes tengo el gilipollismo por los delineados y, por definición, por los delineadores. Me gusta mucho este pincel, es muy firme y preciso. No es del todo recomendado para torpes pero yo, manirrota desde la cuna, me apaño muy bien con él. Esta marca es sinónimo de calidad a buen precio.

Cicaplast de La Roche-Posay (5,99€). Es una crema diseñada para pieles irritadas con descamaciones y cicatrices de acné. Yo la he comprado por ésto último. Si hace milagros hablaré de ella más adelante. Si no, también hablaré de ella como Producto del Averno por crearme tantas expectativas.

3. Perfumerías Aromas. En Sevilla hay muchas de estas perfumerías, pero desconozco si en el resto de España también.

Aromas

Desde navidades tienen el 30% de descuento en la mayor parte de sus productos de maquillaje. Así que me fui corriendo al stand de Essie para llevarme el preciosísimo top coat ‘A cut above’ (9.70€) y el tratamiento ‘Fill the Gap’ (9,40€), indicado para uñas estriadas. Como podéis ver en las fotos, el esmalte es precioso, pero precioso. ‘A cut above’ no es más que un pintauñas decorativo, formado por purpurina de color rosa dorado u oro rosado, como guste a vuestra merced.

Llevaba semanas buscando el fondo corrector Dermablend de Vichy, pero no estaba ni en El Corte Inglés. Al fin lo encontré, ¡era el último! Éste es un fondo de maquillaje de una alta pigmentación, “capaz incluso de cubrir tatuajes. Pero ya digo yo que el mío no lo cubre. Yo soy NC10-15 en MAC, y me cogí el tono más claro ‘Opal 15’, y adelanto que me queda un pelín oscuro, supongo que a pieles NC/NW 20-25 les irá perfectamente. La broma fueron 18€, con el 20% ya hecho.

Primer plano A cut above

Volviendo a lo de antes, ¿no es precioso?

4. El Corte InglésEsta compra no estaba preparada, de hecho, si me seguís en Instagram os habréis quedado a cuadros con la anécdota (por si queréis más señas y saber qué pasó aquella tarde).

collage0

El caso es que necesitaba una hidratante facial, era sábado y solo tenía esperanza de encontrar la Aqua Vita de Apivita para pieles grasas en este establecimiento. Me costó 30,40€ pero vale cada céntimo. ¡Me gusta muchísimo! La aplicación es sensacional: se absorbe muy rápido y el olor es exquisito, es realmente confortable. Y lo cierto es que, aunque esté indicada para pieles grasas, la hidratación es muy buena durante toda la jornada.

Saliendo de la Parafarmacia de El Corte Inglés, me topé con el stand de NARS, miré el ‘Madly’… y fue amorcito. Este colorete es perfecto para looks naturales, de diario, para aportar un toque de salud. Es discreto y elegante. El tono es exactamente el que veis en la imagen: marrón, neutro, con un toque rosado muy ligero y destellos plateados. El capricho: 31,40€.

5. Beautik. Recientemente han trasladado la tienda de Beautik (que estaba en el centro comercial MetroMar) al centro de Sevilla.

All Matt Catrice

Llevaba mucho tiempo detrás de la base mate de Catrice pero siempre estaba agotada en TODOS los locales de Sevilla. Aquí la encontré por 7,49€. Por ahora me está gustando mucho, os hablaré de ella más adelante.

5. Otros. Este último apartado está formado por tres productos. Los dos primeros son de segunda mano y el último es un regalo de una amiga.

Nars y too faced

Color Bomb ‘Bee String’ de Too FacedTenía ganazas de probar este labial que promete aumentar el tamaño de los labios. Parece que lo ha inventado un político, porque no cumple nada de lo que dice. Eso sí, el tono ‘Bee String’ es un casi clon del Patisserie de MAC. Un color muy natural, da brillo y apenas cobertura. Haré review.

Mini colorete ‘Orgasm’ de NARS. Adoro este colorete. Surgió la oportunidad de tenerlo en formato mini y no me lo pensé dos veces. Para que os hagáis una idea del tamaño que tiene, en la imagen inferior os hago una comparación: El que está en la derecha es un colorete en formato normal, el de la izquierda es el Mini Orgasm. No tengo ninguna sombra single de NARS  pero parece que el tamaño es el mismo que el de este pequeñajo.

 

Instant Anti-age, El borrador anti manchas, de MaybellineEl mismo formato diabólico, con la esponjita del Averno. No lo he estrenado pero en cuanto lo pruebe seréis las primeras en enteraros.

Anti manchas maybelline

Y nada más por aquí, criaturitas. ¿Tenéis algo de lo que os he mostrado?, ¿qué os parecen mis compras? Dejadme vuestros comentarios, que me encantan y me hacen felicísima.

Un besirrín

B.